15.8.20

WINK POPPY MIDNIGHT DE APRIL GENEVIEVE TUCHOLKE

Título: Wink Poppy Midnght | Autora: April Genevieve Tucholke | Traducción: Silvina Poch con revisión y adaptación de María Otero y Débora Martínez Domingo | Editorial: VR Europa | Precio: 15,95 €
Sinceramente este libro lo escogí por la ilustración de la cubierta (diseño de Lisa Perrin a la que conozco ahora gracias a esta preciosidad  y que tiene su trabajo en su página web para que podáis disfrutarlo) y que bueno, a veces somos todos un poquito superficiales, pero el diseño gráfico es importante a la hora de colocar un producto, y esto es prueba de ello. Y luego claro, leí la sinopsis, que me intrigó lo suficiente como para llevármelo, pero tampoco creáis que es en exceso clarificadora. Pero es que nada en este libro lo es.

Midnight es un chico que se acaba de mudar al campo. Wink, la chica de la granja de enfrente, con un millón de hermanos y una madre tarotista. Poppy, la chica que hace que Midnight suspire muy a su pesar, ya que es mala. Si, mala. Es un resumen de los tres protagonistas por los que la novela lleva el nombre, y sin embargo, se queda corto, muy corto. Porque claro ¿contexto? Y aún así es complicado ir más allá, ya que la manera evocadora en la que está escrita esta historia hace que creas que entiendes pero... pero no.

Hay una casa encantada. Hay un Héroe, una Loba y un montón de historias. Un mal al que derrotar. Amores no correspondidos y engaños. A lo largo de apenas doscientas páginas estaremos en la mente de los tres protagonistas, pero eso no es garantía de que lo que nos cuenten sea verdad, no os olvidéis de ello. Durante toda la novela corre un halo de misterio y de desconocimiento, sin saber cuanto de eso está puesto ahí a propósito por los protagonistas y cuanto es fruto del rumbo de la historia.

Wink Poppy Midnight es una historia típicamente atípica. Habla de relaciones sexuales sin ser escabroso, habla de magia, de expectativas puestas en los demás, familias y amistades falsas. Habla de un montón de cosas pero tienes que estar muy atento para saber exactamente que, cuando y por qué.

La narración es muy poética, y la historia tiene un mensaje claro: dejar las cosas atrás, pasar página y hacer realmente lo que deseamos hacer. Pero no es sencillo, y el final de la novela sugiere un bucle que, para mi no es tal, ya que cada persona significa algo distinto en tu vida y cada una influye de manera diferente en ella. No es un libro sencillo de reseñar, ni de describir, ni de nada, porque es un libro raro, confuso. Pero a mi me ha gustado y creo que he podido entender varias cosas. Los protagonistas no están hechos para ser entendidos o para sentirte identificado con ellos, sus acciones no tienen por que ser realistas aunque sus historias lo sean... en cierto modo. Hay mucho de metáfora en su comportamiento, muchas cosas extrañas que pueden ser reales o pueden ser una distorsión. Es complejo, aunque no tanto, no os creáis.

 Si os gustan este tipo de historias, donde nada es lo que parece y no teméis ser engañados, os diría que sin duda, Wink Poppy Midnight es para vosotros. ¿Os acordáis de Éramos Mentirosos de E. Lockhart? Bueno, si aquella novela os gustó, quizás esta también pueda hacerlo.


Me hubiera gustado explayarme mucho más, pero es que es una historia por la que tenéis que dejaros sorprender si o si. Hay cosas que no me han gustado: la fragilidad que desprenden las chicas, que aunque son personajes con carácter, a ojos de Midnight parece que esto queda eclipsado por su complexión física. Pero la ambientación, por otro lado, me ha encantado. Si os gusta el cottagecore (cottagecore equivale a 800 horas en Animal Crossing no lo digo por mi, no, que va), esta novela es... bueno. Desde los nombres de las localizaciones (Puente Roto, río Recodo Azul, el Jack Tres Muertos) hasta los paisajes, los bosques, el pueblo, los caminos... es como estar en el disco Folklore de Taylor Swift. A mi es algo que me gana. Al final terminas el libro con unas cuantas dudas y opiniones, pero también con ganas de vivir en una granja, sentarte en un huerto de fresas y por la noche, leer en un granero (la parte de trabajar en el campo ya, si tal, para otro día).

Un misterio, cottagecore, historias familiares, casas encantadas y romances. Esto es lo que en principio Wink Poppy Midnight nos ofrece, y ahora lo que os toca es descubrir que hay detrás de todo ello.

Mencionar además la adaptación a castellano (España) por parte de la editorial, ya que al ser latinoamericana, puede que de miedo que sus libros lleguen con modismos de allí que nos saquen de la lectura (personalmente, si bien es algo que me suele sacar, no me molesta en exceso, pero se de gente a la que si) pero os lo aseguro, la adaptación es estupenda, se nota el esfuerzo. Hay otras editoriales que al aterrizar aquí (o allí) no se molestan en cuidar estos detalles, y es de agradecer. Es la primera novela de VR que leo, y planeo que no sea la última.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Design by Winter Studio © 2015.