8.12.20

SOMOS ASTRONAUTAS DE CLARA CORTÉS


Título: Somos Astronautas | Autora: Clara Cortés | Editorial: La Galera | Precio: 17'50€ | Ilustraciones: Theo Jiménez  

Pues ya está, después de mucho esperar he podido leer por fin Somos Astronautas de Clara Cortés. Hace un par de años ya (como corre el tiempo) leí Clementine y la verdad es que me enamoró por completo, así que entre la maravillosa cubierta ilustrada por Theo Jiménez (Malorde) y las expectativas de leer una historia costumbrista de cuatro chavales que no saben que hacer muy bien con su vida y ¿aliens? escrita por Clara Cortés, una autora que ya me había conquistado con anterioridad, pues la verdad... es que había ganas. Antes de nada agradecer a La Galera el envío del ejemplar, que si no recuerdo mal, se lo solicité como con tres meses de antelación... vamos, que si, que estaba impaciente. Pero ¿de qué narices trata este libro?


En Somos Astronautas seguimos el verano de cuatro amigos que tienen que decidir qué hacer con sus vidas. El instituto ya acabó, pero un suceso paranormal les unirá para intentar averiguar que es lo que han presenciado. Pero como descubriremos a lo largo de la historia, este suceso es una excusa nada más para poder contarnos los miedos y dudas de los cuatro protagonistas.


Me gustaría poder decir que me ha entusiasmado cada línea de este libro, cada palabra, pero no ha sido así. No lo he odiado pero... me ha dejado bastante indiferente. No es que necesite sentirme identificada con los personajes de un libro para disfrutarlo, y ese no ha sido el problema: mi yo de dieciocho años entiende muy bien los miedos y dudas de estos personajes, y mi yo de veintinueve también. El problema es que no me podría interesar menos lo que les ocurriese y el problema principal creo que es June. June, la chica tímida, pelirroja, que acaba uniendo a los otros tres en su movida de extraterrestres. Porque si, es ella la que acaba juntando al grupo, y no el misterio del cielo. June es una bellísima persona que nunca hace nada mal y que todos quieren proteger. Y me sacaba de quicio mucho. Nadie es tan maravilloso, tan  perfecto. Incluso uno de los personajes del grupo, que empezó no fiándose mucho de ella, acabó adorándola. Y me parece genial que se muestren relaciones sanas y bonitas de amistad. Lo necesitamos, necesitamos esas muestras de amistad reflejadas más a menudo, sin peleas tontas por... tonterías. Pero ¿llegar a santificar a un personaje? De los otros tres (Adam, Bean y Lee) podemos conocer mucho más que de June, sus miedos y sus inseguridades mucho más de cerca. A pesar de ser un narrador en tercera persona, se sentía como un narrador equisciente en esas partes. Sin embargo, con June no pasaba eso, y aunque también había páginas dedicadas a ella, se sentía mucho más lejana, sin conocer detalles de su vida, sus miedos (además del tener que irse a estudiar a otro país). Su historia y sus sentimientos se basaban casi únicamente (con honrosas excepciones) en la parte del alienígena, y por supuesto eso hacía que no conectara nada con ella. Si no me enseñan qué es lo que hace a June tan maravillosa ¿cómo lo voy a saber? Realmente, aunque no me interesara mucho el destino de ninguno de los personajes, los otros tres por lo menos eran más cercanos y reales, mientras que June estaba lejos, muy lejos. Incluso cuando se está dando cuenta de sus sentimientos por otro de los personajes... es algo que pasa muy de puntillas, mientras que para el otro lo que siente por June es LO MÁS IMPORTANTE, hay un desequilibrio que me hace pensar en ella como una figura de autoridad más que en una más del grupo. Que igual es pasarse, pero tampoco encuentro otra manera de definirla. No sé, como digo, es la sensación que a mi, como lectora, me ha dado.


Por otra parte la novela esta muy bien escrita y lo que se cuenta aquí puede entenderlo un adolescente de Florida y uno de Segovia también. Referencias a memes, a aesthetics y a canciones son cosas que facilitan la conexión al lector más joven con la historia. Y los problemas que les preocupan a los personajes son  universales, miedos y dudas que a esa edad a todos (o a casi todos) nos asaltan. El amor, el futuro, las amistades y sobre todo un camino que no puedes ver porque no ha comenzado y da mucho miedo. Por supuesto, si queréis personajes LGBT con relaciones bonitas y sin miedo (pero si con el miedo típico del primer amor y no tan primero) de eso aquí vais a encontrar mucho. La novela tiene muchos atractivos, uno de ellos como he dicho son las ilustraciones, pero en conjunto creo sinceramente que la vais a disfrutar si os gustan los coming of age aderezados con toques paranormales. 


Me hubiera gustado mucho que este libro me hubiese fascinado, pero tristemente pasa sin pena ni gloria entre las lecturas de este año. Seguramente soy yo la que se equivoca, pero ¿qué le voy a hacer? No voy a desaconsejaros que  leáis Somos Astronautas porque a pesar de todo, creo que es una historia bonita con una prosa que aunque a veces recargada para mi gusto, está muy lograda, así que si tenéis en mente leerlo, no lo descartéis.

2 comentarios:

  1. Gracias por dejarme un comentario tan bonito ♥

    MIra que yo tengo 30 (los acabo de cumplir) y creo que un libro como este me hablaria mucho. Me gustraia volver como cuando termine el colegio y me habria encantado saber que queria con mi vida a esa edad o que iba a estudiar (no tenia muchas opciones la verdad) entonces pues creo que como dices tu, lo leería, me gustaría pero creo que no me dejaría huella tampoco.

    Un abrazo ♥

    ResponderEliminar
  2. Holaa, tengo ganas de leer algo de esta autora, pero quizá no empiece por este por lo que comentas jeje
    Gracias por la reseña <3 nos leemos

    ResponderEliminar

Design by Winter Studio © 2015.