14.5.20

EL BESO NÚMERO 8 DE COLLEEN AF VENABLE Y ELLEN T. CRENSHAW

Título: El Beso Número 8 | Autoras: Colleen AF Venable y Ellen T. Crenshaw | Editorial: La Cúpula | Precio: 19'90€

Después de Laura Dean me ha Vuelto a Dejar, tenía muchas ganas de leer El Beso Número 8. La única correlación que los une es la editorial que los publica en España, que trata de temas LGBT y que está dibujado y guionizado por mujeres, pero supongo que por esos puntos en común, tenía tantas ganas de leer este cómic justo después del otro. La cuestión es que no lo hice hasta ayer. Lo he tenido en el escritorio durante meses, mirándome y suplicándome que lo leyera y yo, mientras tanto, fingía que ahí no había nada. Hasta que bueno, me dio por ahí y jo, que pena no haberlo leído antes. Porque me quedé en vela leyéndolo hasta el final.

Mads, Cat, Laura. El trío protagonista de esta historia, pero a quien seguimos por todas las páginas es sin duda a Mads, Amanda como la llamaron sus padres. Las tres pasan por una etapa complicada, la de ser adolescentes y crecer, todo ese rollo... pero detrás de este aparentemente simple coming of age hay bastante más. Porque un día Mads descubre que su padre y mejor amigo le oculta un secreto que le incumbe a ella muy de cerca, y su negativa a hablar de ello hace que se distancien. Además, el núcleo de los personajes es profundamente religioso, las tres chicas acuden a un colegio religioso y sus familias son muy creyentes, lo cual también afecta a esta etapa y a ciertos problemas que van surgiendo según se desarrolla la historia.
Y es que Mads está loca por Cat, aunque no pueda decirlo en voz alta, y no sea capaz de admitirse a si misma que esos son sus sentimientos y que ese es el motivo por el que no ha vuelto a besar a un chico. Esto, sumado a que Adam, el hermano pequeño de Laura está constantemente intentando algo con ella, hace que su mundo sea bastante complejo. Un secreto, sentimientos que no sabe aceptar, una persona a la que no sabe como rechazar, un núcleo de amigas que más tarde o más temprano está destinado a desaparecer... la vida siendo la vida, vaya.

Si que es cierto que en principio puede parecer que El Beso Número 8 tarda en arrancar, recreándose mucho en el día a día de Mads, que es la verdadera protagonista de la historia. Pero esto es necesario para entender todo lo que llegará después y hacer que empaticemos con ella o por lo menos, la comprendamos bastante mejor que de no haber sido de esta manera. Una vez superado este pequeño bache, aunque no lo llamaría así, la historia arranca y su verdadera problemática también. Como he dicho, es una historia con un trasfondo LGBT que se mueve en una comunidad religiosa, lo que es muy interesante, ya que intenta alejarse de los tópicos sin rechazar la realidad y pintarnos un mundo ideal que rara vez existe. Sinceramente, hay tantos ríos  abiertos en esta historia que acaban desembocando en el mismo mar, que es complicado dar una visión completa de todos, pero lo cierto es que funciona extremadamente bien, incluso con su ritmo pausado es difícil querer dejar de leer.

Ver el crecimiento y la evolución de Mads, de como es necesario muchas veces poner distancia de por medio para poder ser una misma y todo lo que conlleva  convertirse en una persona adulta me ha recordado a mi propio periplo, y creo que todos podremos vernos reflejados de una manera u otra en estas páginas. Una historia cercana y muy real, con las típicas cosas demasiado raras para la vida real que a todos nos pasan y también las cosas aburridas.

Para mi, un acierto de principio a fin.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Design by Winter Studio © 2015.