22.10.18

EL PRINCIPE Y LA MODISTA DE JEN WANG

Título: El Príncipe y la Modista | Autora: Jen Wang | Traducción: Julia Osuna Aguilar | Editorial: Sapristi | Precio: 17'90€


Después de leer En La Vida Real, guionizado por Cory Doctorow, me enamoré por completo del estilo de Jen Wang, tanto por estilo narrativo visual como por su diseño de personajes. Así que tenía muchas ganas de leer su última obra, enteramente creada por ella, tanto guión como dibujo y color. El Príncipe y la Modista se ha publicado hace escasos días y cuando me enteré de ello, solicité el ejemplar sin dudarlo, después de un trabajo visual como el de En La Vida Real me moría de ganas de ver que era capaz de hacer Jen Wang como guionista. Y qué maravilla.

En este cómic se nos presenta a dos personajes y a sus circunstancias. Por un lado tenemos a Frances, una humilde modista que trabaja en un taller en el que se tiene que ceñir a la norma establecida a la hora de vestir, encadenada al concepto de buen gusto que tiene la sociedad parisina en los inicios de la era moderna. Por otro lado, esta Sebastian, un príncipe al que sus padres están intentando casar con una muchacha digna de la posición que ocupa, algo que le hace muy infeliz. Pero Sebastian tiene un secreto, y cuando ve la obra de Frances en el baile real celebrado en honor del príncipe, decide darle trabajo siendo su modista personal. Pero Frances no está preparada para descubrir el motivo por el que el príncipe requiere sus servicios. Y es que a Sebastian le gustan los vestidos y necesita del talento de Frances para sacar esa parte de él que esconde al mundo. Y así, juntos, se convertirán en un icono de la moda parisina, Sebastian siendo Lady Cristalia, la cara visible de las obras de Frances, la percha, quien muestra su talento; y Frances en la sombra, creando vestidos de fantasía para el alter ego de Sebastian. Y así, ambos comparten el secreto, beneficiándose mutuamente, no sin llegar a un punto de no retorno donde la parece que sus intereses chocan, y ambos tendrán que decidir qué hacer y como afrontar sus diferencias.

En el Príncipe y la Modista se exploran varios temas. La tolerancia o más bien la diversidad (no me gusta la palabra tolerancia porque implica que para ser válido los demás tienen que aprobar tu manera de ser, pero eso es otro tema) es el eje principal de la historia, la moraleja si queréis decirlo así. Pero también se habla del amor, la amistad, los sueños y la dignidad, conceptos muy importantes. Especialmente el de la dignidad ha sido el que más me ha gustado. ¿Debo dejar mis sueños a un lado por amistad o amor? ¿Hasta dónde llegan esos límites? ¿Cómo saber cuando ceder y cuando no mirar atrás? Cosas muy importantes a la hora de ser un individuo completo, al margen de lo que puedas querer a las personas que te rodean. A veces, tienes que mirar por ti, y otras, tienes que saber rectificar y saber cuando el que está haciendo las cosas mal eres tú.

Por supuesto, el tema de la fascinación por los vestidos de Sebastian es el motor de la historia, también se acaricia con la punta de los dedos temas de identidad de género y sexualidad, pero de manera velada y natural, en ningún momento está esa necesidad de ponerle nombre y ojo, no digo que ese tipo de cosas sean innecesarias en otras obras, pero aquí la manera de abordarlo es orgánica y sobre todo, adecuada. Además, visualmente le da muchísimo juego. Jen Wang ya se lucía en En La Vida real, aprovechando el mundo virtual del videojuego RPG en el que se centraba el cómic, pero aquí ha ido mucho más lejos. Es un estilo Disney pero mucho más espectacular y colorido si cabe; sin olvidar la sobriedad de los personajes secundarios, más acordes a la época en la que la historia se desarrolla. Los vestidos de Lady Cristalia son espectaculares y dan ganas de poder sacarlos de las páginas del libro para poder vestirlos. Tengo que decir que lo que me motivó a solicitar un ejemplar fue el dibujo, porque adoro el estilo de Wang y la verdad, no solo no me ha decepcionado, si no que ha llegado mucho más lejos.

Y a nivel de guión, no puedo decir mucho más. Jen Wang no solo sabe dibujar, ha quedado claro con esta historia, perfectamente desarrollada, con unos personajes bien perfilados y unos conflictos resueltos sin dejar nada al aire, sin resultar precipitado. Simplemente precioso.

Me gustaría poder señalar algo negativo, porque no todo van a ser cosas buenas. pero en este caso no lo veo. Es de esas lecturas que se sitúan entre las mejores del año, sin nada que pueda decir que me haya disgustado. Así que os animo a leerlo. Compradlo, sacadlo de la biblioteca, pero dadle una oportunidad.


No hay comentarios

Publicar un comentario

Design by Winter Studio © 2015.