16.9.18

CARA O CRUZ: CONVIVIENDO CON UN TRASTORNO MENTAL DE LOU LUBIE


No se cómo comenzar esta reseña. No lo sé porque de lo que vengo a hablar es de algo que me toca muy de cerca, a un nivel de cara a cara, de mirarme al espejo por las mañanas y asumir que eso soy yo. No el exterior, que también, sino el interior. Mirarte a los ojos y ver lo que hay detrás de ellos sabiendo que no sabes muy bien como estarás es agonizante.

La historia de Cara o Cruz es una historia a caballo entre la autobiografía y el texto divulgativo. Lou Lubie sufre de ciclotimia, una enfermedad del espectro bipolar no tan conocida como los tipos I y II de la misma, pero que hace sufrir aproximadamente al 1% de la población mundial. Yo no la tengo diagnosticada pero es probable que la sufra, no porque lo haya leído aquí, si no porque son muchos años de terapias y de visitas a urgencias y al final siempre te acaban dando una aproximación. Y honestamente, pasar las páginas de este cómic ha sido como verme reflejada en ese espejo del que os hablaba más arriba.

La autora nos habla de como comenzó, de los sentimientos iniciales, de esa mancha en el pecho que al principio era pequeñita y luego la devoró para volver a aparecer tiempo más tarde. Ella lo llama su zorro. Pero le costó mucho trabajo descubrir de qué se trataba. Antes pasó por otros diagnósticos: depresión, ansiedad, fobia social... con medicaciones que eran contraproducentes para su trastorno, estuvo ingresada en el hospital psiquiátrico, sus relaciones personales se veían constantemente comprometidas por culpa de algo que ella no sabía manejar y que además parecía que a los demás no le importaba demasiado. Lou describe a la perfección los sentimientos y la agonía que se siente durante el descubrimiento, durante la fase de diagnóstico (diagnóstico que a veces no llega a tiempo) y de como afecta a tus relaciones y a las personas que más quieres. Porque asusta, asusta decirle a tu pareja que tienes un problema así, que hay días que no puedes levantarte de la cama y que otros... otros te gastas el dinero que no tienes en tonterías solo para sentir el subidón porque necesitas más (hipomanía). Y luego que te quieras matar, no porque quieras dejar el mundo, simplemente porque quieres dejar de sufrir. La irritabilidad sin motivo, el llanto, la dependencia, el miedo a que de la noche a la mañana se cansen de ti... cosas que si no sabes de donde vienen raro va a ser que puedas controlar, y ya es difícil aun sabiéndolo.


La angustia constante, el miedo al futuro porque no ves ninguno, la hipersensibilidad, el pánico al rechazo y al abandono, querer siempre MÁS y no saber ir más despacio, el miedo a ser una carga. Cómo los profesionales de la salud mental se contradicen entre si y cómo ello retrasa un tratamiento adecuado, a veces simplemente por pura cuestión de ego profesional y no por querer ayudar al paciente (con todos mis respetos para los profesionales de la salud mental que de verdad trabajan por nosotros, yo he tenido experiencias de sobra para darme cuenta de que los egos, como en cualquier profesión, relucen mucho en la psiquiatría). El NO SER SUFICIENTE, jamás. Cuando eres consciente de que lo que te pasa tiene un nombre es cuando puedes encararte a ello y aprender a vivir juntos, porque al final no te puedes deshacer de algo así, simplemente convivir con ello, aceptarlo y saber donde está el límite. Es un trabajo agotador, pero merece la pena el esfuerzo, merece la pena vivir, merece la pena estar aquí, mirar atrás y ver todos los pasos caminados.


Sobre la parte narrativa, que decir, me parece una maravilla. Dar este tipo de información de una manera tan clara y sencilla pero a la vez seria no es fácil, y Lou Lubie lo ha conseguido. Con una distribución de viñetas clara, con la información bien sintetizada pero con lo esencial, no solo nos transmite sus propios sentimientos y su evolución  si no que nos explica una enfermedad y hace la información accesible a todo el público.

Leedlo, por favor, leedlo. Es una lectura que te ayuda a entender mejor a los demás, a ti mismo y a un mundo que si te da la espalda, puede que acabe contigo.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Design by Winter Studio © 2015.