3.5.18

INVISIBLE DE ELOY MORENO

Título: Invisible | Autor: Eloy Moreno | Editorial: Nube de Tinta | Precio: 15'95€
A veces, el deseo de ser vistos y a la vez de ser completamente invisibles, no es tan contradictorio como puede parecer. Invisible de Eloy Moreno nos cuenta una de esas historias donde la invisibilidad es una bendición y a la vez, la espada y la pared que hacen que no puedas avanzar ni ponerte a salvo.

La sinopsis de Invisible no da muchas pistas, y creo que es lo adecuado. Sabemos que nos encontraremos con una historia de acoso escolar, pero nada más. Partimos de la línea de meta completamente a ciegas, se presentan los personajes en una situación difícil, y aunque podemos hacernos una idea del asunto, no sabemos demasiado. Gente preocupada, gente que no sabe que sentir, gente que está perdida y en medio de todo, el protagonista, que siente una mezcla de todo lo que sienten esos personajes, pero incrementado por mil. Al fin y al cabo, él es la víctima.

Con Invisible me he sentido en una encrucijada si hablamos en cuanto a voz narrativa. Si bien es cierto que se narra en tercera persona, eso no quiere decir que la manera de describir y tratar los sentimientos de los personajes pueda sernos ajena o extraña. El problema que he tenido es que estoy demasiado acostumbrada a leer novelas en las que los personajes piensan de una manera mucho más adulta de la que les toca, si podemos decirlo así. Los niños de esta historia tienen 14 años y así nos son narrados sus sentimientos y su manera de percibir el mundo, y por supuesto, en ningún momento eso les convierte en tontos o en menos válidos. Esto sin duda no es una pega a la escritura de Eloy Moreno, al contrario, me ha hecho darme cuenta de lo mal construidos que están algunos personajes que rondan edades similares en la literatura middle grade y juvenil. ¿Y por qué lo destaco entonces? Porque ha sido un choque, ha sido algo que me ha sacado de la historia para volver a meterme, me ha recordado lo que es tener esa edad y sentir las cosas como entonces. Después de terminar Invisible he releído los diarios que escribí con esa edad y me di cuenta de que efectivamente, mis vivencias, mi manera de plasmarlas y todo ello recuerda mucho más a lo que te encuentras en los personajes de esta historia que en cualquier libro de John Green, que podría ser el extremo opuesto.

Por otra parte, el enfoque de la problemática central, el acoso escolar, me ha parecido excelente. Es un claro ejemplo de efecto bola de nieve, como algo pequeño que no se para a tiempo puede convertirse en una avalancha. La pasividad de compañeros (muchos por miedo, otros por pasotismo y los que quedan por unirse al acoso) es clave, pero además se enseña la cruda realidad con el profesorado y con los centros escolares: si, algunos profesores se implican y quieren ayudar, es cierto, puedo afirmarlo porque he tenido la suerte de encontrarme docentes así. Pero la mayoría prefiere ignorarlo, demasiado cansados para que les importe algo más que no sea dar las clases o demasiado preocupados por la reputación del centro escolar. Esto es real, y se que muchos profesionales de la educación se sienten ofendidos cuando se ponen las cartas sobre la mesa y se dicen las cosas como son, pero no somos pocos los que hemos sido víctimas de acoso y hemos sentido como se nos daba la espalda o incluso como algún profesor se unía a los alumnos en la marginación y ridiculización de la víctima. Yo lo he sufrido. Eso no me lo pueden negar. Y me parece genial que Eloy Moreno muestre esto. Pero es que además uno de los personajes es uno de esos profesores a los que les importa su trabajo más allá de libros de texto y pizarras, una profesora que lo es por vocación y no por inercia, la otra cara de la moneda. Aunque por desgracia, mientras los primeros sean mayoría, el problema no podrá disminuir.

Estamos frente a un libro mucho más duro de lo que puede parecer en un principio pero sin duda un novela que recomendaría leer en institutos. Se lo que pensáis muchos de las lecturas obligatorias y me da igual (de esto hablaré en otro momento, las lecturas obligatorias tienen un por qué mucho más allá de fomentar la lectura, pero en este caso no tendría nada que ver con ello), es una historia que a ciertas edades debe ser leída. Y debe calar de verdad. Porque sabemos lo que pasa con esto, con cosas como Por Trece Razones y demás: el impacto los primeros días es grande, pero somos incapaces de ver nuestra culpa en ciertos eventos, incapaces de admitir que nosotros la hemos cagado, incapaces de identificarnos como acosadores. Porque siempre veo a gente decir en alto "si, yo sufrí acoso" pero ¿cuantos acosadores dan un paso adelante y admiten que en el instituto fueron el origen de las pesadillas de muchos? Invisible es una historia que no solo muestra las consecuencias de este tipo de actos, si no que además enseña a los responsables a no escacearse, a mirar a los ojos a aquello que han creado, un monstruo de dolor. Que no importa lo mal que estés, que pagarlo con los demás jamás está bien. Que lo que para ti es una tontería para la otra persona es algo mucho peor.

Si, Invisible debería leerse en institutos y ser comentado de manera adecuada. Este libro de verdad representa la realidad de muchos chavales, duro, real, crudo, sin adornos más allá de unas cuantas metáforas para representar los monstruos a los que el protagonista se enfrenta. Sin duda, necesario.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Design by Winter Studio © 2015.