5.4.18

UNA LISTA DE JAULAS DE ROBIN ROE

Título: Una Lista De Jaulas | Autora: Robin Roe | Traducción: Pilar Ramírez Tello | Editorial: Nocturna | Precio: 15'00€

Julian y Adam. Esos son los nombres de los dos protagonistas. Julian tiene 14 años, le gustan los libros infantiles y tiene dificultades en clase. Julian es disléxico. Adam tiene cuatro años más que Julian, tiene TDAH y quiere a Julian como si fuera su hermano pequeño. Su relación es difícil de describir pero no imposible. Cuando ambos se reencuentran después de años sin saber nada el uno del otro, la relación vuelve a empezar, de manera rara, un poco fría, como dos personas que aun habiéndose querido mucho, ya no se conocen de nada. Julian vivió con Adam durante una temporada, cuando sus padres murieron en un accidente de tráfico y no tenía parientes que se encargasen de su custodia. La familia de Adam lo acogió durante mucho tiempo, hasta que apareció un familiar y se lo llevó lejos de lo que se había convertido su hogar. Ahora Julian es el raro de su clase, tiene dislexia, lleva ropa demasiado pequeña, vive bajo las órdenes de su tío y en general, no es feliz. Y Adam ha aprendido a convivir con su TDAH con ayuda de su madre y de la medicina alternativa. Pero esto va más a allá de una lista de síntomas, trata sobre una relación de amistad casi fraternal que traspasa las páginas y que a pesar de la diferencia de edad, sobrevive y se nutre de la confianza de ambos chicos.

Han sido muchas cosas las que me han gustado de Una Lista de Jaulas pero desgraciadamente, como suele pasar con estas novelas tan esperadas, al final no me ha terminado de convencer. Podría ir al grano o podría desglosar cuáles han sido los puntos que más me han hecho torcer el morro, porque creedme que han sido bastantes. Y sinceramente, para exponer este tipo de cosas, mejor hacerlo de esta forma. Porque creo que no se debe frivolizar o por lo menos tratar de manera tan superficial algo como puede ser el abuso de menores o el TDAH (y en este caso tengo bastante que decir porque yo misma lo tengo).

El papel de los adultos

Porque vamos a ser sinceros. Los adultos en esta novela son en su mayoría (quizás se libran dos) retratados como personas frías, crueles, sin sentimientos y que disfrutan humillando al adolescente de turno. Son representados de manera extremista, rara vez daremos con uno que ofrezca una cara amable. Desde el director hasta el padrastro de Julian, pasando por varios profesores, médicos e incluso la enfermera del instituto, todos ellos son desagradables, condescendientes y crueles. Hago hincapié en esa última palabra porque realmente no hay otra manera de definirlos, la crueldad gratuita que supuran puede traspasar las páginas y envenenarlas. Es cierto que con la adultez a veces llega el cinismo y se tiende a ver a las generaciones posteriores como inferiores, pero la manera de plasmarlo en esta historia es demasiado despreciativo. A riesgo de marcarme un #notalladultos, los adultos como grupo, no son monstruos. Es surrealista como todos y cada uno de los personajes adultos de esta historia son seres desalmados y sin esperanzas en la vida con un odio que no les cabe en el cuerpo, especialmente hacia la juventud.

TDAH, dislexia y homeopatía

En general, la manera que han tenido de plasmar dos trastornos como el TDAH y la dislexia (que por cierto, suelen ir de la mano, es muy probable que si se tiene TDAH se tenga también dislexia o discalculia) no me ha gustado demasiado. Afirmaciones como que Julian, que padece dislexia, algo evidente a lo largo de la historia, se ha curado de la misma cuando no es algo que tenga cura; o que Adam no solo ya no tiene TDAH, si no que además ha conseguido curarsela gracias a unos gránulos homeopáticos me parece terrorífico. La homeopatía es peligrosa, y además, el mensaje que se lanza contra los tratamientos médicos para estas condiciones es muy negativo. Es verdad, son tratamientos que no siempre funcionan que deberían, que pueden dar efectos secundarios, que con pastillas no se hace todo el trabajo y que hay que hacer un entrenamiento constante para mitigar los síntomas pero no. Estas cosas no se curan, y mucho menos con homeopatía. Podría verse como una característica del personaje, pero realmente da la sensación de que esta es la opinión de la autora sobre el tema. La forma que tiene de plasmar las ideas del personaje no te deja mucho margen para pensar que sea el personaje y no la autora la que nos está hablando de estos temas. 
Si que es verdad que ha habido un par de fragmentos que me han parecido interesantes y bastante acertados, como cuando se compara la manera que tiene Adam de lidiar con su TDAH y de la manera completamente opuesta que tenía un compañero de clase: mientras Adam necesitaba descargar sus estímulos, Darren, su compañero, necesitaba aislarse para poder centrarse. Un ejemplo muy real de cómo cada uno lleva el TDAH y lo diferentes que pueden ser dos personas con la misma condición. Pero es de lo poco que se salva, porque lo demás... pobre y desinformado.

Instalove, instafriendship, aquí todo es instantáneo

Tengo un problema con este tipo de cosas, y es que me falta contexto, desarrollo, algo que haga ver que es lógico que las cosas cambien así. En el caso del instalove, no lo veo tan mal, porque es una relación que surge después de años de amistad, y ambos ya estaban bastante pillados el uno del otro. Lo que hace difícil de tragar esto es que solo se muestre esa última parte en la historia y el contexto en el que se nos pone sea muy escueto. Sin embargo, el tema de la amistad... uno de los amigos de Adam no traga a Julian y de pronto, después de ver algo un poco turbio... pasa de odiarle a querer protegerle de todo lo malo y creo que las relaciones humanas no funcionan así. Podría ser perfectamente comprensible si enseñaran un poco de desarrollo pero es que no lo hay. La verdad es que sobre esto no tengo mucho más que decir, pero es un punto de la novela que me dejó un poco fría. Cosas que pasan.

Una conclusión

Podría hablar un poco más de lo que no me ha gustado de esta novela, pero no lo tengo muy fresco (ha pasado un mes desde que la leí, y al fin y al cabo, si no me ha entusiasmado, no voy a recordarla demasiado), así que prefiero concluir esto aquí. Una Lista De Jaulas ha sido un flop total para mi, esperaba mucho más después de leer las críticas buenísimas que tenía, pero ya se sabe que no siempre llueve a gusto de todos. Aunque hay cosas que si me han gustado, poquitas, pero las ha habido, lo que he destacado arriba sumado a una historia que se me ha hecho aburrida y carente de interés ha matado la oportunidad de que este fuera un libro especial para mi. Simplemente, no me ha gustado. Una pena.

2 comentarios:

  1. Yo queria leerla, pero luego de tu opinión me lo pensaré mucho mejor. Un abrazo guapa

    ResponderEliminar
  2. No me llamaba, y visto los tópicos que tiene y como trata ciertos temas, pues me llama aún menos.

    Un beso!

    ResponderEliminar

Design by Winter Studio © 2015.