13.2.18

EL SOL TAMBIÉN ES UNA ESTRELLA DE NICOLA YOON

Título: El Sol También Es Una Estrella | Autora: Nicola Yoon | Editorial: SM | Precio: 14'50€

Natasha, una chica jamaicana que está a punto de ser deportada con su familia. Daniel, un chico de procedencia surcoreana que ha nacido en Estados Unidos pero que aún vive bajo las expectativas de una familia de inmigrantes coreanos de primera generación. Natasha no cree en el destino. Para ella todo es ciencia y hechos. Daniel por supuesto, es todo lo contrario. Ninguno se conoce aún. Pero lo harán en el día que decidirá su futuro. Natasha lucha por evitar que esa misma noche la deporten, y Daniel tiene una entrevista con un exalumno de Yale que decidirá si entrará para estudiar medicina, algo que él no quiere pero que sus padres desean. Y en mitad de su camino, algo pasará que hará que se conozcan. Natasha no cree en el amor y tampoco en el destino. Pero Daniel hará que su mundo se sacuda durante 24 horas.

Os prometo que no sabía si leer El Sol También Es Una Estrella. A pesar de que Everything Everything de la misma autora me había encantado, no sabía si, leyendo la sinopsis, esta otra historia iba a causar el mismo impacto en mi. Pues he de decir que a pesar de ser el instalove más ridículo, pasteloso y estúpido que puedes encontrarte a simple vista, me ha encantado. Si. Porque además de eso es bonito, romántico en el buen sentido, está lleno de reflexiones interesantes y de datos igual de interesantes. El Sol También Es Una Estrella ha sido precioso, ridículamente precioso. y al terminarlo he tenido esa sensación que tienes cuando lees algo especial. Me ha llegado. Pero no solo por la historia romántica, que se podría decir que es el eje de la trama, si no por todo lo demás. La narración se divide entre tres puntos de vista distintos: Natasha, Daniel y uno tercero, omnisciente, que habla de personajes y situaciones que se cruzan los protagonistas en la novela. Así, podemos conocer a Irene, la guardia de seguridad que trabaja en el edificio gubernamental al que acude Natasha día tras día para intentar solucionar su deportación. También conocemos la historia del abogado que intentará ayudarla, de su secretaria y del conductor que casi la atropella. Y algo más interesante aún, los capítulos dedicados a conceptos. Al pelo afro, y a por qué los locales de belleza para gente afroamericana son regentados en su mayoría por surcoreanos. La historia de los protagonistas, lo que tienen y cómo se desarrolla es bonita, pero no sería absolutamente nada sin estos capítulos. Sería un instalove más, con poco que aportar, para pasar el rato y nada más. Y si, El Sol También Es Una Estrella no es un libro que me haya cambiado la vida, pero creo que esta particularidad le da una profundidad muy interesante que además te hace reflexionar.

Y es que en la vida hay gente como Daniel y gente como Natasha, y yo he sido ambos hasta acabar siendo una mezcla de los dos. Precisamente eso es lo que ocurre en la novela, dos personas con visiones muy opuestas de la vida y las relaciones se conocen, se enamoran y acaban dándole a la otra persona un punto de vista distinto. Se complementan. Sinceramente creo que este libro habla de lo importante de las relaciones humanas más allá del destino y de las casualidades que pueden desembocar en algo más. Porque al final son las personas las que con sus acciones crean un impacto en la vida de los demás aún sin darse cuenta.

Se indaga bastante en las diferentes culturas que salen en la novela, en este caso la jamaicana y la surcoreana; y también en los prejuicios que se pueden tener entre distintas etnias. Se indaga en las relaciones familiares, se muestran padres irresponsables y hermanos desconsiderados. Se ve como la adultez puede ser una carga cuando no sabes admitir tu derrota y que aunque tengas talento, a veces las cosas no pueden funcionar si no trabajas en ellas. Se muestra la soledad, el dolor y el tener que decidir cambiar las cosas cuando ya tienes una vida construida que no es para ti, ya no. Tener que dejar lo cómodo y conocido y arriesgarse a ser feliz.

Y si, el final me ha gustado. Aunque pueda pecar de predecible o de fantasioso, de deus ex machina (algo curioso si tenemos en cuenta que precisamente esas tres palabras son muy importantes en la novela), es un final que llena, que no deja desesperanza. Es verdad, a veces conocemos a la persona correcta en el momento equivocado, y a veces tenemos que esperar a que el momento sea también el correcto. Y si no ocurre, es que no era la persona adecuada. Así de simple. Me siento un poco floja con este libro porque la verdad es que no puedo hacer críticas negativas porque lo que ves es lo que hay. Lo que generalmente criticaría en un libro así es un elemento fundamental del argumento y que no tendría sentido sin el, y si, estoy hablando del instalove. Al final, es lo que entrelaza todas las historias de la gente que aparece en la novela y lo que nos hace ser conscientes de que todo importa, de que todos importamos. Que somos minúsculos pero importantes. No sé. El Sol También Es Una Estrella ha sido una sorpresa muy bonita y me va a acompañar durante mucho tiempo. Os recomiendo que le deis la oportunidad que se merece.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Design by Winter Studio © 2015.