1.9.17

END


Pues parece que ya es septiembre. Y siempre que llega septiembre toca ponerse al día. No es la primera vez que digo que durante los meses de verano (aunque técnicamente septiembre siga siendo un mes de verano) soy incapaz de leer o escribir reseñas. Es por eso que los próximos días seguramente veáis un aluvión de reseñas pendientes de los meses pasados, pero hoy toca hablar un poco de las cosas que he estado haciendo este verano, que no han sido muchas pero no está mal recordarlas.

Me había propuesto releer muchos libros, pero al final solo ha caído un par. More Happy Than Not (o Recuerda Aquella Vez) de Adam Silvera ha sido una de ellas. Esta vez ha sido en castellano y aunque me encantó como la primera vez, la experiencia se vio un poco ensombrecida por la traducción un poco chapucera en ocasiones que tiene la edición en castellano. Pero en su día entro entre mis mejores lecturas de 2015 y sigo manteniéndolo. No estará entre las mejores de 2017 porque tengo otros muchos en esa lista, pero sigue siendo uno de mis libros favoritos y que recomiendo leer sin duda. Puede que sea por ese aire a lo Eternal Sunshine Of The Spotless Mind que se gasta, o ese futurismo cercano, o quizás por como retrata la adolescencia sin idealizarla ni endulzarla pero sin caer en lo sórdido al mismo tiempo, cosa complicada en la novela juvenil de hoy en día. Puede que sea por una mezcla de esos motivos y muchos más, pero es un libro que merece la pena leer y releer.
En el otro extremo de la balanza, Ready Player One no ha corrido la misma suerte. En la relectura (aún sin finalizar porque me está costando sudor y sangre terminarlo) no solo no me esta produciendo las mismas buenas sensaciones de cuando lo leí en 2014, si no que además me está dando unos niveles de vergüenza ajena que no son normales. A esto le sumamos el exceso de referencias (a la cultura pop ochentera y a los videojuegos clásicos, por si después de leer cinco páginas te habías quedado con la duda) y con lo terriblemente lamentable que es el protagonista, tenemos el pack servido. Soy consciente de que esto es una tremenda unpopular opinion de esas que tanto se comentan en los mundos del internet, pero en serio, en ocasiones siento tanta vergüenza ajena que me dan ganas de tirar el libro por la ventana para no tener que verlo nunca más. Y además el trailer de la película no pinta mucho mejor...


Y en fin, que no se puede tener todo. Si queréis saber que más ha caído este verano, estad atentos al canal porque además, se avecinan cambios. A ver que tal se me da esto de editar... mundo desconocido.

Aunque la verdad es que la mayoría de mi tiempo de ocio ha ido dedicado a Netflix. He visto muchas series y películas pero la que más me ha enganchado ha sido sin duda Rick y Morty, que ya había empezado a ver hace unos meses pero que decidí reservar para cuando quedara poco para el estreno de la tercera temporada. Y menos mal. La verdad es que me había olvidado ya de lo cuidada que está esta serie, con toda clase de detalles ínfimos que en un principio y a simple vista no tienen la más mínima importancia, pero que os voy a contar, porque es probablemente una de las series con más hype del momento. Y con razón, diría yo. Por otro lado, también he caído en las garras de Miraculous Ladybug, una serie super dulce, inocente y divertida que no creí que yo, precisamente yo, acabaría viendo y disfrutando como una enana. Sorpresas te da la vida.


También le he dedicado mucho tiempo a los videojuegos. Entre el lanzamiento del primer episodio de Life Is Strange: Before The Storm (publicado ayer y ya jugado, quién os creéis que soy) y Overwatch, he estado ocupada. No soy muy buena y mi aim es lamentable, cosas de no jugar un FPS desde hace diez años (aquellas tardes de CS en el ciber *música nostálgica*), pero la verdad es que no me importa demasiado. Me encanta jugar con Sombra, que si ya de por si no es un personaje fácil, si no andas muy fino con la puntería puede llevarte por el camino de la amargura, pero yo juego para divertirme y Sombra me da eso que no me dan otros héroes.


Aunque lo que más ha marcado mi verano ha sido la llegada de Loki, un gatito dos meses y medio y que vino de sorpresa. La gata que merodea por el restaurante en el que trabaja mi padre había tenido gatitos, y la jefa quería matarles. Así que un vino con nosotros. Y ahora aquí está, como un rey.
El solito ha puesto toda la casa patas arriba. Y es que hasta hace dos días era imposible controlarle. Pero parece que su actitud ha cambiado drásticamente y ahora es un gato tranquilo que pide mimos. Algo totalmente inaudito en el tiempo que llevaba aquí, creedme. Pero bueno, aún siendo un diablo reencarnado en el cuerpo de un gatito, yo le quería igual. Aunque no voy a negar que se agradece esta tranquilidad repentina.


Y por supuesto, este verano ha habido música. Un poco de todo. Fui a ver a Klari tocar en Cuchillo, durante la Aste Nagusia de Bilbao, y por fin pude escuchar No, Gracias en directo. Si no sabéis de que canción hablo, pues muy mal. Muy muy mal.


Y por supuestísimo, he estado quemando el disco de Harry Styles. Con lo bonico que es mi niño, como se nota que está haciendo lo que le gusta. No puedo decir mucho, yo estoy enamorada para siempre y ya está, no hay solución.

Me hubiera gustado ir al BBK Live, pero no ha podido ser. Tenía muchas ganas de ver a Royal Blood, The Killers y Die Antwoord en concierto, pero acabo de volver de Madrid y la cosa no está para tirar cohetes, así que lo dejamos para la próxima. 
En resumidas cuentas, ha sido un verano curioso, en el que he descubierto que algunas personas son más de lo que aparentan (tanto como para bien como para mal), algo bastante evidente pero que a veces es fácil olvidar. También ha sido un verano donde me he encontrado con partes de mi pasado que creía olvidadas, o con las que no creí que tendría que volver a enfrentarme y que afortunadamente, he superado. No niego que podría haber sido mucho mejor y que también ha habido cosas malas, pero ya no merece la pena pensar en ello.
Dentro de un par de días este blog vuelve a la vida y quiero que sea con las pilas totalmente cargadas, así que ahí queda eso. Y vosotros ¿qué tal lo habéis pasado este verano?

3 comentarios:

  1. Los balances están buenos. Yo también amo los videojuegos y aún ni miré Life is strange, la nueva parte, porque vicio mal. Tengo pendiente uno sobre la desaparición de un equipo de alpinistas, se llama Kholat y tiene una banda increíble. Anoto las series para verlas. Besos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Pues sí que parece un buen verano, sí :) Me alegra mucho que hayas podido hacer tantas cosas y que tengas un amiguito nuevo, es realmente adorable^^ Yo tengo 3 gatetes, aunque se llevan fatal con mi perra.
    ¡Nos leemos!
    Lua.

    ResponderEliminar
  3. Un buen resumen, sin duda. Me ha sorprendido tu unpopular opinion sobre Ready player one, y más teniendo en cuenta que es una relectura, pero para gustos colores, a mí me gustó bastante y me parece que la peli tiene buena pinta.

    Un saludo,
    Laura.

    ResponderEliminar

Design by Winter Studio © 2015.