1.6.17

RÉPLICA DE LAUREN OLIVER

Título: Réplica | Autora: Lauren Oliver | Publicado en España por: Ediciones B | Precio: 16€ 

Ya he dicho muchas veces que Lauren Oliver no me causó una buena primera impresión con su trilogía Delirium, pero decidí darle una segunda oportunidad con Si No Despierto y no me arrepiento en absoluto. Semanas después repito con la autora, esta vez con una historia más ambiciosa, y aunque ha tenido cosas que para mi sobran bastante y bajan la calidad de la novela, en general diría que de todos sus libros, este es el mejor que he leído. En la estantería tengo Rooms, su novela para adultos, y después de dos lecturas tan buenas no puedo esperar a hincarle el diente. Pero vamos por partes ¿no?

Lyra. Gemma. Dos chicas. Dos historias que acaban cruzándose por sus respectivos caminos.
Lyra ha vivido toda su vida en Haven, un centro de investigación clandestino en el que la clonación humana es una realidad. Allí, los clones, o mejor dicho, las réplicas, son utilizadas con fines experimentales. Lo que sucede en Haven nadie lo sabe con exactitud, pero un día, alguien coloca una bomba y el centro desaparece, y Lyra huirá con 74, una réplica masculina que había escapado del centro unos días antes.
Gemma vive en una gran mansión. Hija del fundador de una de las farmacéuticas más grandes del país, parece que su propia existencia esta vinculada con Haven. Gemma aún no conoce a Lyra, y tampoco sabe qué es lo que sucede exactamente entre los muros de la institución. Pero cuando llegue a Florida siguiendo la pista de algo que podría ser fundamental en su vida y explicar muchas cosas de su pasado, Gemma y Lyra se conocerán y no habrá marcha atrás.

Como he dicho, este libro me ha apasionado. Parte de la idea de dos perspectivas paralelas, pero en vez de estar intercaladas al mismo tiempo en la novela, para conocer cada parte tenemos que leer primero la historia desde los ojos de una de las protagonistas, y luego, darle la vuelta al libro para leer la otra cara de la moneda. Puede que no sea una idea novedosa, y es probable que ya se haya hecho con anterioridad, pero al estar así dispuesto cada punto de vista, podemos rellenar huecos de una manera más efectiva. En un principio pensé que sería muy tedioso leer la misma historia dos veces pero es que la percepción de lo sucedido cambia mucho de un personaje a otro, y es lo que hace interesante este juego de narraciones. Por cierto, Oliver emplea en ambos casos un narrador omnisciente en tercera persona  lo cual es de agradecer porque ya ando un poco hartita de narradores en primera persona.

Me ha gustado mucho más leer la parte de Lyra, ya que al ser un personaje atípico, un clon que ha estado aislado del mundo exterior toda la vida, ver las cosas desde su perspectiva era mucho más interesante. Desde luego, recomiendo leer primero la parte de Lyra, ya que es la que siembra misterios y aunque ambas partes se complementan, la de Lyra plantea más preguntas y la de Gemma se encarga de responderlas.
La parte de Gemma, por otro lado, me ha resultado mucho más pesada. Me ha costado mucho más meterme en la historia y puede que también haya influido que la chica no me cayera muy bien. Gemma a pesar de haber vivido entre algodones económicamente hablando, se ha pasado toda la vida entrando y saliendo de hospitales, con operaciones y tratamientos y la sopreprotección de sus padres. La cosa se hace más dinámica cuando llega a Florida y se encuentra con Lyra, porque es cuando las respuestas empiezan a surgir y para que negarlo, los demás personajes le dan un extra que sola no tiene, aunque hacia el final de la novela (de su parte, al menos) la historia da un pequeño giro que hace que Gemma resulte más interesante por su propia cuenta. Una pena que sea en las últimas cien páginas, pero bueno, estamos frente a una primera parte y estoy segura de que veremos más de Gemma en la próxima entrega.

Respecto a lo que no me ha gustado, os lo podéis imaginar si lleváis un tiempo aquí: las historias de amor. En plural. Cada protagonista tiene su love interest, pero de verdad, si las hormonas fueran helado, se podrían coger a cucharadas. Entiendo la fascinación de Lyra por los chicos: lleva toda su vida separada de "los machos" (así es como se dividen: réplicas hembra y réplicas macho) y nunca ha visto uno. Pero una cosa es eso y otra es que hasta en los momentos más cruciales no pueda dejar de pensar en 74 en la ducha, 74 sin camiseta, 74 haciendo el pino puente desnudo... vale esto último no, pero casi. Puedo dejar pasar el instalove: son dos personajes que han pasado su vida recluidos y privados de su humanidad, siendo declarados monstruos. Pero joder, Lauren, te has pasado.

A la que no le paso el instalove es a Gemma. Ni el instalove ni la capacidad de enchocharse de toda persona de género masculino que se cruzase por su camino. Y más que esto se justifique de alguna manera con sus problemas de autoestima y de imagen. Vale, está gorda y tiene cicatrices, pero no por eso tiene que salivar cada vez que ve a un chico medianamente guapo. Y la manera en la que conoce a su love interest... bueno. Dejemoslo ahí.

Y es que parece que con la literatura juvenil siempre me pasa lo mismo: una buena historia, personajes interesantes y entonces PAM. Una historia de amor que da vergüenza ajena. No digo que esto no se encuentre en la literatura adulta, porque de eso hay y a patadas (*tose* ¡Hurra! de Ben Brooks *tose*) pero si que es verdad que en la literatura juvenil esta estructura empieza a ser la norma y no la excepción. Los adolescentes tienen más cosas en la cabeza además de romances y hormonas, en serio. Parece que a estos escritores se les ha olvidado lo que es ser joven, y es verdad que está la edad del pavo y esas cosas pero no sé. Que me da pena. Muchas historias mejorarían una barbaridad si el elemento romántico se eliminara de la historia y me parece que Réplica sería una de ellas.

Aún así me ha encantado, como ya he dicho. No me arrepiento para nada de haberle dado una segunda oportunidad a las historias de Lauren Oliver y espero impaciente la segunda parte.

4 comentarios:

  1. Es que muchas veces meten el ligoteo a presión, y queda feo.

    Recuerdo que una vez dejé a medio leer un libro porque fue descarado lo poco currado que estaba el romance. Fue llegar y flechazo duro.

    A mí es que esas cosas me cansan. Es como que después de tantos se convierte en cliché. Ya casi empiezo el libro como si fuese el Cluedo: '¿Con quien se va a liar el prota?'

    De buenas a primeras ya es de esperar una relación forzada y mal desarrollada.

    Eso sí, cuando te encuentras con un libro que desarrolla el apartado social de forma real da gusto.

    ¡Mua, mua!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena peeeero parece que es lo que hay, me da mucha rabia tener que tragar con esas cosas cuando son libros que tienen muchísimas virtudes y luego de la nada te meten... eso. Es una manera de cagarla espectacular pero en fin. Esperemos que la cosa cambie ^^u
      Un saludo <3

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    No tenía ni idea de la existencia de este libro y me parece interesante. Lauren Oliver me interesaba muchísimo antes, pero estoy cansada de ver Delirium por todas partes. A ver si algún día leo este :)
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ultimamente ediciones B esta trayendo sus ultimas novelas y la verdad, de lo que voy leyendo, la autora me va gustando más. ¡Espero que te animes!
      Un saludo ^_^

      Eliminar

Design by Winter Studio © 2015.