4.3.17

ROJO Y ORO DE IRIA G. PARENTE Y SELENE M. PASCUAL


Eris ha sido condenada a ser una estatua en el centro de un laberinto custodiado por sus hijos por asesinar a Perséfone. Pero Eris tiene un hijo, un bebé, que es demasiado pequeño para cumplir el castigo que sus hermanos tienen que llevar a cabo. Orión, que así se llama el niño, pasa a las manos de Hera, que lo cría como un esclavo hasta el día que escapa para poder liberar a su madre y que ésta termine con su cautiverio.

Asteria es una amazona que ha visto como todo su pueblo, sus hermanas, su familia, ha sido capturada y encerrada a manos del Emperador. Condenadas a luchar en los anfiteatros, Asteria es la mejor de todas, la más sangrienta. Y como es la mejor, llega a un acuerdo con el Emperador: por cada pelea vencida, él deberá soltar a una de sus hermanas. Pero no todo es lo que parece y las cosas no iban a ser tan fáciles para Asteria.

Y así, Orión y Asteria están destinados a encontrarse. Orión necesita la ayuda de Asteria para atravesar el laberinto y Asteria, la de Orión para proteger a sus hermanas y liberarlas del yugo del Emperador. Pero todo parece mucho más sencillo de lo que realmente será... y no tardarán en descubrirlo.

Rojo y Oro me ha encantado. Vaya manera de utilizar la mitología clásica, vaya prosa, vaya historia. Durante más de cuatrocientas páginas he permanecido en tensión, con la incertidumbre de no conocer el desenlace de la historia que tenía entre manos. Orión, dulce y determinado. Asteria, que no cree en ataduras ni en una sociedad patriarcal. Un panteón perfectamente explicado y reunido para que el lector menos familiarizado con los dioses griegos no se pierda en ningún momento.

Si me meto en la prosa, de todos los libros escritos por el dúo de autoras, este es el que más me ha gustado. Si bien Sueños de Piedra y Títeres de la Magia me gustaron mucho, también es cierto que a veces pecaban de empalagosos y de redundantes. Esto no ha pasado en Rojo y Oro o por lo menos, no tan acusadamente, lo cual resulta refrescante a la hora de abordar su lectura.

Rojo y Oro ha sido una novela llena de sorpresas, en las que se trata la sexualidad femenina y el empoderamiento de la mujer sin tabúes, lo cual como podéis comprender, me emociona. En definitiva, ha sido un libro que he disfrutado mucho, que ha sabido como jugar con mis sentimientos y que incluso me ha dejado con ganas de más, a pesar de ese perfecto y pacífico final.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Design by Winter Studio © 2015.