11.3.17

RESEÑAS NEGATIVAS


Resulta que los últimos meses, todo lo que ha pasado por mis manos me ha resultado no solo tolerable, si no que en la mayor parte de los casos, ha acabado recibiendo notas bastante altas en mi perfil de Goodreads. Pero ¿cómo es posible? ¿Cómo es que ya no pongo bajo una lupa los libros que no me parecen lo suficientemente buenos? Creo que últimamente, la literatura juvenil esta siendo cada vez más una copia de una copia de una copia... es algo que se lleva viendo desde siempre pero en este último año, con el incremento del público, de los canales de YouTube, de bookstagramers (siempre lucen mucho unas fotos bonitas de un libro) y demás redes, las publicaciones de este tipo están aumentando, con un número de novedades mensual mucho más grande que hace unos años. Es como si el (escaso) filtro que podíamos encontrar entonces, hubiera desaparecido del todo hoy en día. Los escritores y las editoriales han encontrado una fórmula mágica para hacer que lo que publican interese y cada vez la están empleando más, sin mirar dos veces lo que tienen entre manos. Y ¿sabéis qué? este espíritu se contagia al lector.

Y es que últimamente no he tenido tiempo de leer con dos dedos de frente y voy a explicar mejor esta última parte. ¿Qué es leer con dos dedos de frente? Bueno no voy a criticar a nadie que lea por placer y simplemente quiera vaciar su mente durante unas horas, que es lo que me está pasando a mi. Pero para mi no debería funcionar así la cosa, sobre todo cuando me dedico a escribir reseñas que, por mucho que no me paguen por ello, sigue requiriendo un esfuerzo. Y caer al final en un "este libro me ha gustado mucho" y no señalar puntos negativos que antes te habrían abofeteado las narices simplemente porque ahora no los ves, no porque no estén ahí, si no porque haces una lectura superficial, no es apropiado. O para mi no lo es.

Podemos decir entonces que la falta de reseñas críticas en este blog últimamente viene condicionado por dos motivos complementarios: todo es más o menos igual y a no ser que estemos delante de un despropósito de proporciones bíblicas, puede pasar bajo la alfombra de "entretenido;  lo que nos conduce al segundo motivo: como todo es más o menos igual, las reseñas carecerán de la crítica necesaria porque al ser los libros reseñados todos iguales excepto por algunos factores como el color de pelo de la protagonista o el nombre, las reseñas también lo son. Y señalar una y otra vez los mismos errores puede ser agotador, así que ¿para qué escribir reseñas de más de cinco párrafos?. No es más que una pérdida de tiempo y de energía.

Con esto quiero decir que próximamente, intentaré ser más crítica con lo que leo y con lo que recomiendo, menos neutral. Mojarme más. Sin ir más lejos, los próximos libros a reseñar ya están empezando a perder ese velo de indiferencia. Y no digo nada, pero va a caer en mis manos el libro de un booktuber que será próximamente publicado... un libro cuya primera parte no me entusiasmó demasiado, que digamos. Así que si os gustaban mis reseñas negativas y dejásteis de venir porque todo era demasiado azucarado, solo puedo decir... permaneced atentos.


No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Design by Winter Studio © 2015.