25.1.17

DOS CHICOS BESÁNDOSE DE DAVID LEVITHAN


La sensación de calma tras leer Dos Chicos Besándose es indescriptible. El sentimiento abrumador de estar en paz con un mundo que no lo está contigo. Dos Chicos Besándose parece que trata de algo muy claro ¿verdad? Dos chicos besándose, el título lo dice. Pero no por cualquier motivo, ni durante un periodo breve y rápido. Son Craig y Harry, dos exnovios que se han propuesto superar el récord guinness del beso más largo del mundo. Y mientras esto sucede, conocemos las historias de otros chicos que luchan contra una sociedad llena de prejuicios.

Quizás lo que más me ha gustado de este libro es la manera que se ha escogido para narrarlo. El narrador es una persona, un representante de todos los hombres que murieron antes de poder acariciar con la palma de los dedos cosas como las que Craig y Harry están viviendo. Pero que también han pasado por otras muchas situaciones complicadas y dolorosas que otros personajes también están atravesando.

Y algo que me gustó especialmente es lo bien construidos que están los personajes para tener tan pocas páginas en la historia. No solo eso, si no las conexiones entre ellos. Este libro es una prueba de que se puede hacer una novela juvenil breve e intensa y además, con una buena backstory a sus espaldas.
La muerte es dura y enfrentarse a ella es doloroso. Pero más doloroso aún es la sensación de que a todo el mundo le da igual. No tener un solo amigo. Muchos de nosotros morimos rodeados de seres queridos. Muchos tuvimos seres queridos que no llegaron a tiempo, que estaban muy lejos o simplemente descansando. Pero otros muchos podemos hablarte de lo que es no tener a nadie a quien querer, a nadie que te quiera. Es muy difícil seguir viviendo sólo para uno mismo. Es muy difícil ver pasar un día y otro día y otro día sin un rostro familiar que te devuelva la mirada. Hace que el corazón se te convierta en un músculo inútil.
Cuantas menos conexiones tienes con el mundo, más fácil es marcharse.
Y así, narrado por una generación anterior a la nuestra que ya no está entre nosotros, sin cambios de capítulos y con observaciones demoledoras, Dos Chicos Besándose se ha convertido en uno de mis libros juveniles favoritos. A veces puede que se pase de cursi, pero es tan bonito que hay que perdonarlo. Y ante todo, el mensaje de esperanza que da. Una esperanza real, no una que omite todas las cosas malas que siguen pasando... y que continuarán a pesar de que cada día se dan más pasos hacia adelante. Porque por cada paso hacia delante, se dan dos hacia atrás.

1 comentario:

  1. Tengo muchas ganas, me ha encantado lo que has dicho en la reseña, y leí las primeras páginas en inglés y me parecieron maravillosas, a ver cuando puedo leerlo.

    Un beso!!

    ResponderEliminar

Design by Winter Studio © 2015.