4.5.16

ARMADA DE ERNEST CLINE


Zack Lightman siempre ha soñado con que la vida real se pareciera un poquito a los videojuegos y a las películas clásicas de ciencia ficción que tanto le apasionan. Con que un día su vida de un giro de 180 grados y resulte siendo el elegido para salvar a la humanidad. Mientras tanto, juega a Armada, un popular videojuego multijugador, y se evade de la asquerosa realidad que le ha tocado vivir. Hasta que un día ve una nave espacial exactamente igual a las que salen en su videojuego favorito. ¿Está Zack volviéndose loco, o lo que ha visto es real?

Y así comienza Armada, pero en realidad la historia como tal arranca cuando se le explica a Zack que todos los videojuegos, películas y series de ciencia ficción que tanto le gustan, son en realidad un proyecto financiado por el Gobierno para llamar la atención de los Europanos, una raza extraterrestre que quiere destruir la tierra; y que Armada y Terra Firma son en realidad dos simuladores de combate. Así es como Zack y los mejores jugadores de dichos videojuegos son reclutados por la ADT para frenar el desastre inminente que se cierne sobre ellos. Y todo ocurre en menos de 24 horas, aunque durante la lectura bien parezca que hayan pasado meses.

Como no podía ser de otra manera, al conocer la realidad que se esconde tras su videojuego favorito, también conoce a otros jugadores que han sido reclutados por la ADT. Y jugadoras. Por supuesto, Zack cae rendido ante un pibón tatuado experta en programación que es condenadamente buena jugando al Terra Firma, un juego que a él no se le da demasiado bien. Y como se notan las hormonas amigos. Pasabas las páginas y podías olerlas.
Si continuamos con el tema de los personajes, tocaría hablar sobre los adultos, los que fueron reclutados hace veinte años y han vivido aislados, fingiendo su muerte para poder llevar a cabo su misión. Y no se si será por el aislamiento o porque realmente son tontos de cojones, pero más que leer a un grupo de adultos de unos cuarenta años daba la sensación de que estabas leyendo a los chavales que se alistaron en el 99, y que queréis que os diga, a mi esto me tiraba un poco para atrás...

Armada me ha gustado. Ya había leído Ready Player One, y podría imaginarme que, en cuanto a referencias ochenteras, este no se iba a quedar atrás. No solo ha sido así si no que gran parte de la construcción de su argumento se basa en estas referencias, al igual que ocurría en Ready Player One. La verdad, no se por qué a la gente que le gustó el primer libro del autor no ha acabado de congeniar con este último arguyendo que las referencias eran demasiado abundantes, porque pasa algo muy parecido en Ready Player One. Si, es cierto que a veces resulta un poco canso que Zack haga paralelismos cada dos por tres con lo que está sucediendo y cualquier peli ochentera de la época, pero la verdad es que ya este tipo de cosas me parecen marca de la casa Cline. Se nota que le apasiona todo lo relacionado con la ciencia ficción y esa época, sus libros son un homenaje constante a todas esas cosas que el mismo escritor disfrutó cuando era joven así que si no conectáis con este tipo de cosas, mejor que dejéis el libro a un lado.

Pero por todos los cielos Aida, si tantas cosas negativas tiene ¿por qué te ha gustado? me diréis. Pues ahí me habéis pillado. No tengo ni la más remota idea, si os soy sincera. Es cierto que a este libro le he dado tres estrellas en Goodreads, y que he disfrutado un montón leyéndolo, pero no lo calificaría como un buen libro. Para mi Armada ha sido un guilty pleasure total. Las ambientaciones que crea Ernest Cline me fascinan y aunque los personajes no sean su punto más fuerte, siempre nos quedará el trasfondo de la historia. Y sinceramente, creo que ese es el punto a tener en cuenta. En fin, lo de siempre: vosotros decidís si le dais una oportunidad o no.


No hay comentarios

Publicar un comentario

Design by Winter Studio © 2015.