30.1.16

Hasta La Última Palabra de Tamara Ireland Stone


Sam tiene 16 años, es guapa, va siempre arreglada, esta en el grupo más popular de su instituto (imaginaos la peli de Mean Girls...pues eso) y tiene Trastorno Obsesivo-Compulsivo. Esto no sería un problema mayor de lo que ya es si no fuera porque le avergüenza terriblemente y es un secreto que lleva ocultando desde que se lo diagnosticaron siendo una niña. Además de luchar contra los pensamientos intrusivos que vienen a su cabeza constantemente (¿qué pasaría si le corto todo el pelo a mi hermana pequeña?) sin saber si es capaz de poder detener su consiguiente compulsión; tiene que ocultarle a sus mejores amigas que va al psiquiatra desde hace cinco años, que toma medicación contra la ansiedad y que sufre ataques de pánico por culpa de sus obsesiones. Y un día, después de un ataque especialmente duro, Sam conoce a Caroline en el teatro de su instituto y le dice que, si está dispuesta, puede llevarle a un lugar que le cambiará la vida. Así, con ayuda de Caroline, entra en el Rincón de los Poetas, donde comienza a escribir y a recitar sus sentimientos, quitándose lastre de encima, además de conocer a un chico maravilloso *aletea las pestañas* que toca la guitarra *más aleteo de pestañas* y que odia a Sam sin que sepa ella por qué.

¿Hemos entrado en materia? Hemos entrado en materia. Con este libro tengo un problema muy grande, y es que me hubiera gustado si no fuera por dos cosas: el final y la relación amorosa. Porque no hay que ser un genio para saber que AJ, el misterioso y sexy guitarrista, es el interés amoroso de Sam. Desde el principio esa relación se cimienta en arenas movedizas: Sam y sus amigas acosaban al chaval cuando era un crío por su tartamudez, hasta el nivel de hacer que cambiara de escuela. Pero no pasa nada, después de unos cuantos años, al reencontrase, solo basta un mes de deliberación para perdonarle todo y ponerse a follar como conej... bueno, a ver. Si, se que esto puede ser un spoiler (aunque a estas alturas de la vida en la bloggosfera cualquier cosa es un spoiler) pero es que que ex-acosadora y ex-acosado terminen enamorándose al mes de reencontrarse es tan terrible, tan problemático que no puedo expresarlo con palabras, así que os dejaré un gif:

Exacto. WHAT?!
Del final no os voy a hablar porque eso si que sería una auténtica putada, pero con deciros que me parece una fantasmada creo que voy sobrada... y es un factor bastante importante en la novela, mucho más que la relación de Sam y AJ.

Por una parte, me ha gustado mucho como la autora ha construido la relación de Sam con su grupo de amigas de toda la vida, ya que refleja la presión de grupo, el que haya jerarquía marcada habiendo personas que están en lo alto de la pirámide (Alexis) y otras que están en lo más bajo (Sam y Hayley);y también muestra como es necesario romper relación con gente con la que ya no tienes nada en común de una manera sana: todo ello me ha parecido muy adecuado. Pero por otra me ha parecido bastante inverosímil que Sam haya sido capaz de ocultar algo como el TOC durante tantísimos años, y más si tenemos en cuenta que sus síntomas empezaron cuando era bastante pequeña. Si, una persona puede obligarse a parecer normal a base de experiencia y entrenamiento pero os aseguro que cuando eres tan pequeña es prácticamente imposible ocultarlo. Sin embargo Sam es una ninja, un genio de la ocultación desde el minuto cero. Y no, eso no lo trago.

A algunas personas podrá parecerles que el tema del TOC está llevado como el culo, otras sin más, a otras que no saben ni lo que es igual les parece maravilloso... Sam tiene un tipo de TOC más obsesivo que compulsivo en el que yo me he visto muy reflejada, así que en mi experiencia podría decir que es bastante verosímil. Además la autora contó con la ayuda de psicólogos, psiquiatras e incluso de la hija de una amiga de la familia para documentarse correctamente. Pero esto es como casi cualquier trastorno:  hay niveles y no siempre se comparten los mismos síntomas. Por ejemplo, no todas las personas con TOC están obsesionadas con la higiene y/o el orden. En serio. No soy psiquiatra ni psicóloga, pero si que tengo TOC (al menos según mi loquera, como síntoma de otra cosa, pero esto es una reseña y no un diario así que corto ya) y muchas cosas que describe Sam, tanto sentimientos como acciones puedo aplicarlas al 100% a  mi experiencia. Así que ahí puedo decir que bien, que cuela.

En resumen: un libro que podría haber sido muchísimo mejor de lo que ha sido si no fuera por esas pequeñas cosas que hacen que frunzas el ceño durante la lectura. Y es que el primer capítulo es potente, mostrándote una crisis en la que Sam tiene el impulso de cortarle el pelo a sus amigas y a su hermana. Pero a partir de AJ, todo se vuelve más turbulento e inapropiado. Vosotros decidís si le dais una oportunidad o no. No me arrepiento de haberlo leído, para nada, pero si que me da rabia ver que lo que podría haber sido un libro muy bueno sobre un tema necesario, se convierte en lo de siempre. Por lo menos no cae en el típico cliché de me-enamoro-y-con-la-fuerza-del-amor-estoy-curada. Seamos positivos.



Gracias a Ediciones B por el ejemplar para la reseña.

8 comentarios:

  1. La verdad es que había oído muchas cosas buenas de este libro. Sin embargo me alegra escuchar tu sinceridad total de él. Todo sea dicho le daré una oportunidad pero quizás no tan pronto como pensaba... LA verdad es que lo del amor lo cura todo solo debería de pasar en Disney y punto. jajajaja

    ¡SE MUY FELIZ! :):)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni en disney, que luego crecemos y nos lo creemos todo xDDDDDDDDDD
      Muchas gracias por pasarte ^_^

      Eliminar
  2. Pues la premisa era interesante, pero me has desanimado un poco, porque parece diluirse en un libro juvenil más.

    Besooos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene buenos puntos pero en mi opinión con el romance la jode bien xDDDDDD pero es lo de siempre :/
      Un saludo ^^

      Eliminar
  3. (Que conste que aún tengo que leerme tu entrada) pero... ¡My Chemical Romance y Greend day de fondo! Lo siento, pero no he podido esconder mi lado más fangirl. Enserio, yo nunca he podido ir a ninguno de sus conciertos y al ver esto lloro :( Pero me alegro mucho por ti.
    (Al ver el gif al principio, pensé que era Draco xd)
    Pues eso, que me queda pendiente leer tu entrada y a ello voy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj siiii a MCR los vi en Bcn en 2011 y a Green Day en el BBK de 2013 (esa entrada de ahi no es mia). Y jo ya a MCR no creo que puedas verlos a no ser que se junten los astros, pero Green Day... es que si tienes oportunidad no lo dudes xD es mi grupo favorito desde que era una cria y hasta los 21 no pude verlos pero totally worth it xDDD
      Un saludo <3

      Eliminar
  4. ¡Hola!
    Me ha gustado tu blog, me quedo por aquí y te sigo.
    Me paso desde ITCYC (Iniciativa Tú comentas, yo comento): http://secretosdeunabooklover.blogspot.com
    Nos leemos, saludos :)

    ResponderEliminar
  5. Siempre pasa lo mismo con este tipo de historias. Una buena premisa desaprovechada por no saber llevarla e invadida por el amor(bueno, en este caso del folleteo como conejos XD)
    No sé si darle una oportunidad porque me interesa lo del tema del TOC...
    Mil besos^^

    ResponderEliminar

Design by Winter Studio © 2015.