4.1.16

2015: PEORES Y MEJORES.


Ya llegó: el post más deseado de Año Nuevo, aunque con unos días de retraso. Y es que que mejor ocasión que esta para hacer balance de lo mejor que ha pasado por tus manos y de esos libros que no volverías a tocar ni con el palo más largo de los palos.


PEORES

Tessa Young se enfrenta a su primer año en la universidad. Acostumbrada a una vida estable y ordenada, su mundo cambia cuando conoce a Hardin, el chico malo por excelencia, con tatuajes y de mala vida. La inocencia, el despertar a la vida, el descubrimiento del sexo… un amor infinito, dos polos opuestos hechos el uno para el otro.




Hostia, que sorpresa encontrar esta maravillosa novela en el primer lugar de mis peores lecturas de 2015, ¿eh? por si no había quedado claro en el destripe que hice en este post o en este otro de aquí, lo confirmo: After es, objetivamente, subjetivamente y de todas las maneras posibles, una soberana mierda machista como la copa de un pino. "After es una auténtica montaña rusa" dice el New York Times, y estoy totalmente de acuerdo: después de montarme en una montaña rusa salgo con ganas de vomitar.


Kell is one of the last Travelers—rare magicians who choose a parallel universe to visit. Grey London is dirty, boring, lacks magic, ruled by mad King George. Red London is where life and magic are revered, and the Maresh Dynasty presides over a flourishing empire. White London is ruled by whoever has murdered their way to the throne. People fight to control magic, and the magic fights back, draining the city to its very bones. Once there was Black London—but no one speaks of that now. Officially, Kell is the Red Traveler, personal ambassador and adopted Prince of Red London, carrying the monthly correspondences between royals of each London. Unofficially, Kell smuggles for those willing to pay for even a glimpse of a world they’ll never see. This dangerous hobby sets him up for accidental treason. Fleeing into Grey London, Kell runs afoul of Delilah Bard, a cut-purse with lofty aspirations. She robs him, saves him from a dangerous enemy, then forces him to another world for her 'proper adventure'. But perilous magic is afoot, and treachery lurks at every turn. To save all of the worlds, Kell and Lila will first need to stay alive—trickier than they hoped.
La decepción con A Darker Shade Of Magic no sería tan grande si la autora no tuviera libros cojonudos anteriores a este, como Vicious o The Archived. Pero llega el hype, se pone a escribir libros de cuatro en cuatro y al final pasa lo que pasa, que le salen churros como este, en el que una premisa tan en un principio interesante como la que se nos presenta en la sinopsis; resulta siendo la historia de un mensajero que puede viajar entre mundos con una piedra; una pirata travestida que es la autora camuflada entre sus páginas y la misión de evitar que la piedra caiga en manos de los malvados reyes *carraspea con anticipación* mellizos de un cruel universo alternativo. ¿Leeré su segunda parte? Probablemente si, para cagarme en los descendientes de la autora, que tras unos altercados en twitter (ay lmao) para mi ha pasado a ser casi (bueno sin casi) peor que John Green. En fin, volviendo a la novela, sigo sin saber como esta se ha convertido en su obra más notable, siendo como es un cúmulo de tropes, clichés y... ah bueno ya lo entiendo. 


Loki es un dios nórdico distinto a los demás, por su notoria reputación para el engaño y la mentira y por su capacidad de resolver problemas creando otros nuevos. Al ser un demonio de nacimiento, los otros dioses desconfían de él y nunca le aceptarán como un igual. Por eso Loki ha jurado vengarse.
Pero mientras planea la caída de Asgard y la humillación de sus torturadores, otros poderes aún mayores conspiran contra los dioses y se prepara una batalla que cambiará el destino de los mundos.
Desde el momento en que Odín lo recluta y lo saca del reino del Caos, pasando por los años como chico para todo de Asgard, hasta su caída en desgracia antes del Ragnarök, ésta es la historia no oficial del mayor embustero del universo.

Ay. Ay. Creo que no soy la única ni mucho menos a la que Loki, el dios del engaño nórdico, empezó a interesarle debido a Tom Hiddleston y su interpretación en las películas de Thor y Los Vengadores. En mi caso, fan de la mitología desde que era una cría por culpa de mi hermana, empecé a interesarme más en serio en estos personajes, en esta cultura a la que hasta entonces no le había prestado atención. Estaba dispuesta a leerme los Eddas y a entenderlas lo mejor posible; leer artículos, googlear día y noche (si, día y noche, que tengo insomnio y algo hay que hacer) y contrastar fuentes... bueno, lo que se dice un trabajo de investigación ligerito simplemente por mis ganas de calmar mi curiosidad. Y entonces llega a las librerías El Evangelio Según Loki, con esa portada tan sugerente. Y aunque ya de primeras la palabra evangelio me chirría, decido darle una oportunidad. Y ¿qué me encuentro? un retelling mal contado de las vivencias de Loki contadas supuestamente, desde su punto de vista. Mal documentado, aburrido y prescindible hasta la saciedad.

 "I am a collection of oddities, a circus of neurons and electrons: my heart is the ringmaster, my soul is the trapeze artist, and the world is my audience. It sounds strange because it is, and it is, because I am strange."
After the sudden collapse of her family, Mim Malone is dragged from her home in northern Ohio to the "wastelands" of Mississippi, where she lives in a medicated milieu with her dad and new stepmom. Before the dust has a chance to settle, she learns her mother is sick back in Cleveland. So she ditches her new life and hops aboard a northbound Greyhound bus to her real home and her real mother, meeting a quirky cast of fellow travelers along the way. But when her thousand-mile journey takes a few turns she could never see coming, Mim must confront her own demons, redefining her notions of love, loyalty, and what it means to be sane. Told in an unforgettable, kaleidoscopic voice, "Mosquitoland" is a modern American odyssey, as hilarious as it is heartbreaking. 
Tenía muchísimas ganas de leer este libro. En el Wrap Up de Octubre explico mis motivos para que este libro entre en este Top Cinco de catastróficas desdichas, pero voy a resumirlo rápidamente: Mim es un personaje inverosímil al que le pasan cosas totalmente absurdas. Y si, se que es ficción, pero me estás intentando vender una obra realista por el amor del cielo controla tu forma de vestir que ya sabemos que es total  y a todo el mundo gust...valeeeeee no quería ir por ahí. Bueno, el caso es que la actitud y el mensaje de la novela frente a la enfermedad mental y la medicación me resulta repugnante. Que llamen a una persona con Síndrome de Down mascota y que prácticamente durante todo el libro traten a este personaje de esa manera no ayuda nada; y que la conclusión final sea que si, que los antidepresivos, antipsicóticos, ansiolíticos y demás familia son malos y te hacen débil mientras Mim arroja el contenido de su bote de pastillas al suelo como si fuera una gran heroína por ello... lo siento, no eres para mi, Mosquitoland.

«Hay ciertas cosas que no puedo contar a nadie, excepto a la gente que ya no está aquí».
Todo comienza con un trabajo de Lengua: escribirle una carta a alguien que haya muerto.
Laurel escoge a Kurt Cobain porque su hermana lo adoraba. Y porque él murió joven, como ella. En poco tiempo tiene un cuaderno lleno de cartas a Judy Garland, Amy Winehouse, Heath Ledger y muchos otros. Sin embargo, no se las entrega a su profesora. Les escribe sobre el comienzo del instituto, sus nuevas amistades, su primer amor y sobre cómo está aprendiendo a vivir ahora que su familia se ha roto.
Y sobre lo que ocurrió cuando su hermana aún estaba viva.

Se que pasasteis como una mierda de mi reseña de Cartas de Amor A Los Muertos, y la verdad es que no os culpo, porque en fin, para leer que me ha parecido una basura de novela... con todos mis respetos a la gente a la que le haya gustado, como siempre *ojitos brillantes*. Hablando en serio:  la protagonista es insufriblemente insulsa, el instalove es ridículo, las cartas que escribe no tienen sentido (que le importa a Kurt Cobain que el macizorro del instituto te quiera dar un meneo) y el conflicto, de risa. Un poco de cuartelillo merecen los personajes secundarios, pero ya está. Cartas De Amor A Los Muertos es malo, muy malo. No malo en plan After, pero aún así.


MEJORES

Eva es autora y editora de guías de viaje para gente tan urbana y feliz como ella. Casada desde hace años con Franklin, un fotógrafo de publicidad, decide, con muchas dudas, cerca de los cuarenta años, tener un hijo. Y el producto de tan indecisa decisión será Kevin. Pero casi desde el comienzo, nada se parece a los mitos familiares de la clase media urbana y feliz. Eva siente que Franklin se ha apoderado de su maternidad, convirtiéndola en el mero contenedor del hijo por nacer. Y Kevin es el típico bebé difícil, que tortura con sus llantos, que no quiere comer. Se convertirá en el terror de las niñeras, en un adolescente terrible, en el antihéroe a quien sólo le interesa la belleza de la maldad. Al llegar la sangrienta, mortífera epifanía de Kevin, dos días antes de cumplir los dieciséis años, el niño es un enigma para su madre.

Vaya pedazo libro, señoras y señores del jurado. Lo mejor que ha caído este año en mis manos con diferencia. En un principio no sabía muy bien que esperar de esta novela. ¿Una comedia? ¿chick-lit? ¿un drama malo? joder, que satisfactorio resulta equivocarse a veces, y es que ya me vale, con leer la última frase de la sinopsis me habría hecho una idea. Y es que estamos ante un triller maravilloso, en el que se presentan conflictos de lo mas interesantes. ¿Es mi hijo la reencarnación de satanás porque no quería tenerlo y no supe criarlo; o lo es porque simplemente así debió ser? Podemos conocer muy bien a Eva gracias a la excelente narración de Lionel Shriver, que sabe como impregnar de irritación, pedantería y desesperación a la voz protagonista. Y si no termináis con ganas de tirar a Franklin por la ventana, honestamente, no me habléis. Pero sin duda, Kevin brilla. Kevin, que no sabemos en qué piensa, que no sabemos qué va a a hacer (aunque nos imaginamos que hizo), que no sabemos qué siente ni por qué resulta un personaje tan hipnótico. Por algo se llama Tenemos Que Hablar de Kevin y no Tenemos Que Hablar de Milhouse.

La historia de la obsesión de Humbert Humbert, un profesor cuarentón, por la doceañera Lolita es una extraordinaria novela de amor en la que intervienen dos componentes explosivos: la atracción «perversa» por las nínfulas y el incesto. Un itinerario a través de la locura y la muerte, que desemboca en una estilizadísima violencia, narrado, a la vez con autoironía y lirismo desenfrenado, por el propio Humbert Humbert. "Lolita" es también un retrato ácido y visionario de los Estados Unidos, de los horrores suburbanos y de la cultura del plástico y del motel. En resumen, una exhibición deslumbrante de talento y humor a cargo de un escritor que confesó que le hubiera encantado filmar los pic-nics de Lewis Carroll.


Muchos años he tardado en leer esta novela. No se si por respeto o por aprensión a la temática, el caso es que en 2015 por fin he sucumbido. Y aunque hay pasajes tediosos a más no poder, algo del todo comprensible puesto que el protagonista, Humbert Humbert, es un pedante de tres pares de narices; me he quedado maravillada con esta historia. Maravillada y asqueada. No, Lolita no es una historia de amor y jamás lo será. Nunca jamás tampoco seré capaz de empatizar con un monstruo como Humbert Humbert ni tampoco de culpabilizar a una niña de doce años de su secuestro y abuso sexual. Pero Humbert Humbert retuerce las palabras y escribe lo que está convencido de haber vivido y de haber visto en los ojos de Lo. Si te dejas embaucar, estás perdido.


Cada mañana, Melanie espera en su celda a que vayan a buscarla para llevarla a clase. Cuando la puerta se abre, el sargento le apunta con su pistola mientras dos de sus hombres la atan a la silla de ruedas. Ella cree que no les gusta. Bromea diciendo que no les morderá, pero ellos no se ríen. Melanie es una niña muy especial...





Melanie o The Girl With All The Gifts es una novela de zombies poco convencional. Muchas veces he intentado escribir una reseña de este libro, pero al final he desistido ya que es uno de esos libros que no necesitan presentación. Deja que tu mano vaya a el y disfrútalo. Personalmente hacía tiempo que todo lo que tuviera que ver con zombies me causaba rechazo, sin embargo, Melanie es un libro diferente a lo que hemos visto hasta ahora. En resumidas cuentas: leedlo.

Sixteen-year-old and not-so-openly gay Simon Spier prefers to save his drama for the school musical. But when an email falls into the wrong hands, his secret is at risk of being thrust into the spotlight. Now Simon is actually being blackmailed: if he doesn’t play wingman for class clown Martin, his sexual identity will become everyone’s business. Worse, the privacy of Blue, the pen name of the boy he’s been emailing, will be compromised.
With some messy dynamics emerging in his once tight-knit group of friends, and his email correspondence with Blue growing more flirtatious every day, Simon’s junior year has suddenly gotten all kinds of complicated. Now, change-averse Simon has to find a way to step out of his comfort zone before he’s pushed out—without alienating his friends, compromising himself, or fumbling a shot at happiness with the most confusing, adorable guy he’s never met. 
De este libro ya hice reseña y sin duda debería releerlo. No solo por la buena impresión que me dio, el buen cuerpo que me dejó al terminarlo. No solo por estar lleno de citas que dan justo en el clavo, ni porque sus personajes sean todos maravillosos y diferentes. Si no porque de verdad de verdad es un buen libro juvenil. Un muy buen libro juvenil y desde luego, un libro, en general, maravilloso. Si trabajara en una librería y una persona me pidiera consejo para regalarle un libro a un adolescente (y este libro estuviera publicado en España, claro) , les alejaría del estante de After y les obligaría a comprar este libro.

Ser inteligente, amante de la música alternativa y una activista convencida no ha sido suficiente para que Elisa encaje en su instituto. Así que decide cambiar, pero el mundo sigue desmoronándose a su alrededor. Hasta hoy.
Esta madrugada, en pleno insomnio, Elise ha creado una lista con sus temas favoritos, se ha puesto los cascos y se ha internado en la oscuridad. Esta noche, la vida de Elise empezará a brillar. ¡a todo volumen! 







Todo lo que no haya dicho ya de este libro es poco, pero si queréis saber con exactitud que es lo que pienso, id a la reseña correspondiente. En serio. Ojalá hubiera leído este libro con 17 años. Si Fangirl fue mi libro juvenil de 2014, creo que sin duda se puede decir que Esta Canción Salvará Tu Vida es mi libro juvenil de 2015. Mil veces los he releído y mil veces me han dejado esa sensación de estar por completo satisfecha con una lectura. Y es que creo que, además de estar maravillosamente escritos y tratar unos temas con la delicadeza y la firmeza que se merecen, tienen unas protagonistas con las que yo personalmente me identifico. Si hicierais una mezcla entre Cath y Elise saldría yo, no os quepa la menor duda. ¿Que por qué deberíais leerlo? Eso está a vuestra elección, por supuesto. Yo simplemente estoy poniendo un listado de mis libros favoritos de 2015 pero si necesitáis un motivo, allá va: porque lo digo yo.


3 comentarios:

  1. Me apunto el de Simon y el de Melanie q yo tb me estoy reconciliando con los zombies ultímamente. Adoro tus reseñas de After, es directamente mierda pura ^_^

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Coincido con After. El resto no las he leído, por lo que no puedo opinar. Con After probé, porque no comprendía que la gente estuviera tan obsesionada con esta saga, pero vamos, de lo peorcito que he visto en mucho tiempo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Pues coincidimos en unas cuantas lecturas. Sin duda uno de los mejores descubrimientos juveniles de este año ha sido “Esta canción salvará tu vida”,¡pero qué libro! Está cargado de emociones y de muy buena música (más autoras así, por favor). Sobre After ni perdamos un segundo, no vale la pena mires por donde lo mires.
    Lolita de este año no pasa, a ver si me pongo las pilas jeje.
    Saludos :)

    ResponderEliminar

Design by Winter Studio © 2015.