28.11.15

CARTAS DE AMOR A LOS MUERTOS DE AVA DELLAIRA


Laurel tiene 15 años y se ha cambiado de instituto para evitar las habladurías de sus antiguos compañeros, ya que recientemente su hermana mayor, May, ha muerto. Un día en clase de lengua su profesora propone que escriban una carta a alguien que haya fallecido, y Laurel decide escribir la suya a Kurt Cobain, ya que su hermana lo admiraba muchísimo. Y así es como comienza una serie de cartas a diversos personajes fallecidos que ayudaran a Laurel a poner sus pensamientos en orden.

Bien... eso es lo esencial. Pero el libro tiene muuuuchos problemas. Si, no me ha gustado. Es una pena, tenía ganas de leerlo, pero las cosas a veces salen así. Y quizás me limite a numerar las cosas por las que este libro me ha parecido tan horroroso. Así que sin más dilación, vamos a darle al play, que suene Oh Fortuna y que empiece el destripe:

  • El primer problema que tengo es efectivamente, las cartas. Y es que Laurel comienza todas las cartas tal que "Querido (introducir personaje famoso fallecido) : eras un tipo muy guay y te admiro un montón. Es una pena que hayas muerto tan joven (introducir breve biografía del personaje famoso en cuestión sacada de la Wikipedia). Y es por eso que (introducir detalles de la vida de Laurel que no tienen nada que ver). Sky es muy guapo. Supongo que tenemos muchas cosas en común". Os lo juro, os acabo de resumir prácticamente todo el puñetero libro. Qué narices le importará a Kurt Cobain o a John Keats que Sky, tu novio al que has conocido hace una semana, te haya dejado; o que tus amigas sean lesbianas. Es como leer el diario de una quinceañera, dolorosamente realista por lo ABURRIDO que es. Y no es por desdeñar a las quinceañeras ni a sus vidas, pero es que para eso me subo al camarote y me releo mis diarios que seguro que me dan menos vergüenza ajena (o propia). Y quiero recordar que esto lo ha escrito una persona adulta. Que diréis que tendrá que ver pero... pensadlo. Si ¿verdad? ya lo pilláis.
  • El INSTALOVE. Si, con mayúsculas. Por suerte triángulo amoroso no hay, porque ya sería lo que le faltaba, pero la relación que tiene con Sky (decidme que no soy la única que puso los ojos en blanco cuando leyó el nombre del zagal) es absurda. Empieza el rollo con miraditas por los pasillos y al día siguiente ya la esta invitando a dar una vuelta en coche. No tiene ni pies ni cabeza por mucha justificación que la autora quiera darle al final, es así.
  • La protagonista. Puede que esto ya hubiera quedado claro en el primer punto, pero allá va: personaje plano, sin personalidad, nada interesante que contar. Tiene un trauma porque su hermana murió y desde que empezó el instituto intenta imitarla en todo. Es incapaz de admitir que MAY LA SANTA hiciera algo mal. A su lado ella siempre se sentirá una pulga. Etc, etc. Sinceramente, de verdad, no.
  • Recuerda demasiado a The Perks Of Being a Wallflower. Ya, la autora en los agradecimientos menciona a Stephen Chbosky y le da las gracias por haberla ayudado y todo eso pero... buf.

Por otro lado, si hay algo positivo de la novela que me gustaría remarcar, son las amistades que hace la chica en su nuevo instituto (que siendo así ya hay que tener suerte). No dejan de ser unos chavales algo flipadillos, pero yo a su edad también lo era. Son unos personajes mucho más complejos que la protagonista, con una trama cada uno mucho más interesante que la principal y que en general, dan mucho juego. Sin embargo y por desgracia, este apoyo no es suficiente para remontar la novela y hacer de ella algo que merezca la pena leer. Es una lástima. La próxima vez será.

—Me equivoqué.
—¿Con qué?
—Lo que te dije sobre salvar a la gente no es cierto. Puedes pensar que lo es porque quieres que otra persona te salve o porque realmente deseas salvar a alguien. Pero en realidad nadie puede salvarte; no de ti mismo. Cuando te quedas dormido al pie de una colina y viene el lobo, esperas que alguien te despierte o le dé caza. O lo dispare. Pero luego te das cuenta de que el lobo está en tu interior, y entonces sabes que no puedes huir de él. Y nadie que te quiera puede matarlo porque forma parte de ti. Tiene tu cara. Y por eso no disparan.



Gracias a Nocturna por el envío del ejemplar. 

No hay comentarios

Publicar un comentario

Design by Winter Studio © 2015.