6.8.15

Song of the Sea


El pasado mes he visto casi más películas que libros he leído. Y me alegro, porque la mayoría de ellas me han encantado. Desde Inside Out, que sin ser lo mejor de Pixar ni mucho menos, ha hecho que me lo pasara como una enana en una sala de cine; hasta Ant-Man, que me ha recordado a un genial Paul Rudd en un papel humorístico como pocos y que ha resultado ser toda una grata sorpresa en el Universo Cinematográfico de Marvel. Pero de todas las películas que he visto en el mes de Julio, tengo que destacar sin ninguna duda Song of the Sea, o en España, La Canción Del Mar. Y es que hacía tiempo que la tenía en el punto de mira, pero nunca me animaba porque cuando tenía ganas, mi ordenador no funcionaba, y cuando funcionaba no tenía ganas. Ya se sabe, que estas cosas... pero ¿por qué debéis ver Song of the Sea?


Por tantos motivos que no se ni por donde empezar. Song of the Sea posee una animación exquisita que hace que la historia que vemos en pantalla sea un cuento en movimiento; como si las ilustraciones de un libro infantil cobraran vida y se movieran ante nuestros ojos. Solo por eso deberíais ver esta película, pero la historia, basada en tradición y mitología irlandesa, no se queda atrás.

Años después de la desaparición de su madre, y tras un incidente en el cumpleaños de la pequeña Saoirse, su padre decide que ella y su hermano mayor, Ben, deben ser enviados a vivir con su abuela a la ciudad, abandonando el faro en el que se criaron y a su perro Cù (que en gaélico, por cierto, significa perro). Poco después de llegar a la ciudad, Ben y Saoirse deciden volver su hogar, viviendo por el camino todo tipo de aventuras, rodeados de magia y naturaleza. Ben deberá proteger a su hermana pequeña con la ayuda de las canciones y leyendas que su madre le contaba, para poder por fin, llegar a casa y cantar la canción que Saoirse está destinada a cantar.


Y no necesitáis saber mucho más para ver esta joya. Las imágenes hablan por si solas, y la historia, tan cautivadora, puede que llegue a romperos el corazón. Pero por algo como esto, merece la pena. Ahora toca ver El Secreto del Libro de Kells, el primer largometraje de su director, Tomm Moore, que seguro también hará que me lleve una grata sorpresa.



6 comentarios:

  1. Le tengo muchisisisisímas ganas a esta película. Es lo que tú dices, las imágenes hablan por sí solas. Y encima sólo leo críticas más positivas imposible...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Vi el trailer de la película hace un tiempo y me enamoró. Tengo muchas ganas de verla, pinta de maravilla, las imagenes como tú dices, son geniales y que esté ralacionada con la mitología irlandesa solo hace que tenga más ganas de verla jaja.
    Gracias por la recomendación ;)

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Que preciosidad de escenas, la pongo ahora mismo en mis películas pendientes!!
    http://diariopelorricen.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Vaya! Desconocía por completo esta animación y pinta genial! muchas gracias por descubrírmela!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    A mí me pica mucho la curiosidad Inside Out.
    Song of the Sea realmente tiene unas escenas preciosas.
    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  6. Qué buena pinta tiene. Y eso que no soy mucho de películas de animación.
    Pero a la que más ganas le tengo es a la de Inside Out. La han visto amigas mías y parece que gusta, así que... Espero verla pronto.
    Por cierto, las escenas de Song of the sea me encantan *_* Me han dejado flipada.

    ResponderEliminar

Design by Winter Studio © 2015.