31.12.14

Mejores, peores y retos completados 2014

O lecturas más disfrutadas y libros que quemaría sin pensarlo dos veces.
Al final llegamos a la última de las listas, al menos, la última del mes de Diciembre. Se me han quedado varias en el tintero, como la de películas o la de comics, y también la segunda parte de mis discos favoritos. Por eso pretendo continuar con esto de las listas durante algún tiempo más aunque, a diferencia de lo que ha ocurrido este mes, no será lo único que publique en el blog.

Y con que otra entrada iba a despedir el año, faltaba más. Además, como supondréis por el título del post, haré un balance de los retos a los que me apunté (un par de ellos nada más, pero muy satisfecha con los resultados) así que, sin más dilación...

Junto con los breves resúmenes (chapuceros, probablemente) de los libros, dejaré los enlaces de las reseñas, si es que los hay.  No me juzguéis cuando veáis la calidad de estas: ha pasado casi un año y sigo haciendo chapuzas, pero creo que he mejorado. Prefiero no leerlas, pero vienen a resumir muy bien lo que pensé de los libros en cuestión cuando los leí, así que las dejaré para que podáis consultarlas si os apetece.







Vicious de Victoria Schwab ha sido mi mejor lectura del año. No dejó de sorprenderme, a pesar de que ya entré en calor con sus dos novelas juveniles, The Archived y The Unbound (que también están entre mis mejores lecturas) antes de abordar su novela superheórica (¿o supervillánica?) de corte algo más adulto, Vicious es una delicia para los amantes de los antihéroes, los villanos y los superpoderes. La manera de escribir de la autora es característica y te introduce lentamente en el universo que crea, sin dejar (casi) nada al aire, dosificando la información para soltarla en el momento preciso. Definitivamente Schwab ha entrado en mi lista de escritoras imprescindibles y no puedo esperar a que llegue Febrero para leer su nueva novela. Podéis leer la reseña completa de Vicious aquí.

Fangirl, que no habré dicho ya de Fangirl. Es el libro con el que inauguré mis propósitos de lectura a inicios de año, aunque no ha sido hasta hace bien poco que lo reseñé en el blog. Rainbow Rowell también ha entrado en esa lista de autoras favoritas. Siempre que necesite una sobredosis de azúcar, se que sus hisotrias son las más adecuadas. Ya lo comenté: tengo debilidad por el tipo de novela romántica juvenil, con aire indie pero no demasiado... ¿lo pilláis? Y Fangirl es todo eso y más. Comentado está de sobra la conexión que siento con Cath con respecto a sus problemas de fobia social, si queréis leer mi opinión sobre el libro, el enlace está aquí mismo.

La Campana de Cristal de Sylvia Plath, por supuesto no podría faltar en esta lista. La gente dice que da miedo, que deprime, que es bueno pero que mejor no leerlo cuando estás triste... y bueno. Creo que soy el tipo de persona que se siente mejor leyendo lo que mejor comprende, por propias vivencias. No, a mi no me han hecho un tratamiento de electroshock, (gracias al cielo), ni tengo las mismas experiencias que la protagonista, su vida y la mía son distintas, obviamente. Pero se lo que es estar sumida en una depresión tan grande que no ves futuro ni esperanza por ninguna parte. Se lo que es sentirse aislada de todo y de todos, constantemente, una pared invisible entre el resto del universo y tu. La lucha por salir adelante, la, incomprensión de los que te rodean y todo porque aparentemente, no hay ningún motivo para estar así. Cuando pasas tu vida tratando de quitarle importancia a cosas que te han provocado tanto dolor, hasta que al final ¡plof! todo se desmorona. Y esta lectura cayó en Septiembre, uno de los meses en los que más me cuesta vivir de todo el año, y fue un gran apoyo en esos momentos. La verdad es que entre este y Las Vírgenes Suicidas, leído el mismo mes, se podría decir que tengo una peculiar manera de sobrellevar las cosas pero... que se le va a hacer. En realidad puede que sea un poco bastante cliché...
Una pena que Plath no lo consiguiera.

Como ya he mencionado, Las Vírgenes Suicidas de Jeffrey Eugenides, leído en Septiembre, también entra en esta lista de no-se-exactamente-cuantos-libros-voy-a-meter. Es un libro que hacía años que esperaba leer, desde que vi la película de Sofia Coppola, y francamente, la cantidad de detalles y de cosas que se pueden leer entre líneas es enorme. No me atrevo a reseñarlo, y por supuesto, ha entrado en mi lista de relecturas para Enero. Quien sabe, quizás cuando lo haga me arme de valor para intentar reseñarlo... o siga sin saber como empezar, que es lo más probable.


Ready Player One de Ernest Cline, libro que a pesar de su insufrible protagonista, lo tiene todo para gustar, sobre todo a geeks y a enamorados varios de la cultura pop, especialmente la ochentera. Aunque la narración a veces se hace pesada y excede en detalles, recordándonos constantemente lo vintage (vintage para la época en la que se desarrolla el libro, supongo) y ochentero que es todo, añadido a una voz narrativa del protagonista que dan ganas de abofetearla fuerte, he de admitir que he disfrutado de este libro como una enana. Los pequeños (y no tan pequeños) detalles y referencias que plagan el libro (si, se que me he quejado de esto hace un segundo, pero es una especie de amor-odio, vale), sumados a un argumento que podría ser de película de anime, convierten este libro en una pequeña joya imprescindible de leer.

Tell The Wolves I'm Home de Carol Rifka Brunt, también añadido a mi lista de relecturas de Enero, es un libro que me partió el alma en mil cachitos cuando lo leí. A pesar de su joven protagonista, una adolescente, no es literatura juvenil, y si lo fuese daría igual porque es maravilloso. Pretendo hacer reseña en Enero, cuando lo relea, así que lo dejo en el aire.

Cinder de Marissa Meyer. Sacado de la biblioteca, resultó una agradable sorpresa. Aunque predecible, este retelling de La Cenicienta, ha acabado siendo una de las tres sagas juveniles imprescindibles en mi vida en estos momentos, siendo las otras dos The Archived y The Raven Boys, las cuales entran en esta lista también. Scarlet, su continuación, es incluso mejor, subsana los problemas que había en la primera entrega y espero que con Cress se supere aún más. Por el momento ahí está, esperando pacientemente en mi estantería...


Pongo al pajarico porque no tengo fotos de libros y de alguna manera hay que adornar que si no queda sosete.


Y ahora vamos con las peores. Con las mas decepcionantes. Con esas que no volvería a leer ni por curiosidad de saber si mi opinión sería diferente a cuando lo leí por primera vez.
Quiero aclarar como siempre que las opiniones son como los culos. Me parece maravilloso que tu disfrutaras con alguno de estos libros, pero si vas a venir a decírmelo en tono de reproche (ojo, en tono de reproche. Si quieres comentarlo educadamente es distinto) ahórratelo.




El honor de inagurar la lista lo tiene Bajo La Misma Estrella de John Green. He leído dos libros del autor y francamente, ya me llega para toda la vida. El único personaje que no me dio asco fue Isaac, pero tampoco me enamoró. Lo máximo que he llegado a sentir hacia este libro es indiferencia, y asco, mucho. Y lo digo sin pelos en la lengua porque no es un secreto que no soporto la forma de narrar de John Green, ni sus personajes, ni siquiera le soporto a él. Yo no tenía ni idea de quien era este tipo hasta que leí TFiOS, quiero aclarar. La animadversión llegó después. Así que ahí queda: peor libro del año 2014: Bajo la Misma Estrella. Y por no repetir autor en la lista, añadiré aquí Looking For Alaska, que aunque no me resultó tan nauseabundo como el primero, tampoco se queda demasiado atrás.

Muy a la zaga le sigue The Unbecoming of Mara Dyer de Michelle Hodkin, del que ni hice reseña. Estoy deseando deshacerme de los ejemplares que tengo (si, tengo dos por un error de envío de bookdpository), en tapa dura y en inglés. Y ay es que la sinopsis llamaba tanto y ay es que la foto de la cubierta era tan bonita... todo para que resultara ser la mierda más gorda leída en tiempo. Fue mi culpa, por no mirar reseñas de gente de fiar antes, por ir a ciegas, porque normalmente me funciona hacerlo. Pero no puedo. Las dosis de micromachismos (y no tan micro) homofobia velada (de esa que parece que no, pero si) y demás historias, sumadas a una historia pobre, cero misterio y clichés del tamaño de la Torre Eiffel han convertido a este libro en una de las peores lecturas no solo del año, si no de mi vida. Por no ser no es ni adictivo. Lo dicho: tengo dos ejemplares en inglés, tapa dura, para intercambio. Si hay interesados que lo hagan saber porque me los quiero quitar de encima muy fuerte.

La Selección de Kiera Cass, sacado de la biblioteca en su día, enamorada de su cubierta (lo que comentaba arriba) no es que fuera una decepción, porque ya iba con pies de plomo con semejante sinopsis pero lo que encontré dentro fue de auténtico terror.

Alta Fidelidad de Nick Hornby. Vaya batacazo me llevé con este libro. Como leer a un adolescente de 30 años. Terrible. Horrible. Me gustó la película en su día, aunque ahora la veo y me da repelús. Pero el libro es peor. Si acaso las referencias musicales molan, pero es lo único rescatable del libro.

Hyde de David Lozano. No hacía más que ver reseñas súper buenas de este libro por toda la blogosfera, pero no se si es que yo nunca he sido demasiado ingenua, que me ha pillado demasiado mayor o qué, pero con todos mis respetos... los he leído peores, es cierto, también es cierto que me mantuvo enganchada lo poco que duró su lectura, pero es que en el segundo capítulo ya me bastó para adivinarlo todo. La narración además es bastante plana, los personajes son clichés horribles, mal llevados, y no voy a meterme en lo que se puede sacar de cada uno de ellos, por no comentar que los diálogos estaban forzadisimos, los adolescentes no hablan así, pardiez. No tengo la reseña a mano, creo que la borré, porque poco bueno se podía decir del libro, pero ya os lo digo: no merece la pena.

Vapor de Lea Tobery, madre mía, casi me había olvidado de este libro, y casi mejor. Pero una vez recordado, ha tenido que entrar en esta lista por méritos propios.

Y por último (creo) No Culpes al Karma de lo que te Pasa por Gilipollas de Laura Norton. Una cosa es la chick lit y otra esta...esta cosa. Aburrido, predecible, personajes estereotipados y muchas ganas de convertir Malasaña en lo más de lo más. Aceptadlo: Madrid no es Nueva York. Dejaría el enlace a la reseña pero creo que lo borré. Tampoco os perdéis mucho.


Y hasta aquí las mejores y las peores lecturas del año. Ahora toca hacer resumen de retos y creo que eso es sencillo, ya que solo estoy apuntada a tres y uno de ellos es indefinido.
No he hecho el recuento de como llevo el de los 340 libros de Rory Gilmore, tengo que actualizarlo, pero como he dicho, es un reto que pretendo llevar durante bastantes años asi que no hay necesidad de preocuparse. Eso sí, cuando tenga algo de tiempo, lo pondré al día.
En cuanto al reto de English Books, podemos decir que está de sobra superado. Me propuse 20 libros y creo que ha caído alguno más incluso. Muy satisfecha.
Para finalizar el reto de Goodreads, superadísimo: 75 libros leídos del total de 50 que me propuse en un principio, y esto habiendo empezado en Febrero.


Y esto es todo por el momento. Estoy muy contenta con el balance final y, aunque aún no ha pasado un año desde que tengo este blog, también estoy satisfecha con la manera en la que está desarrollándose.

¡Hasta el año que viene!




(Soy la monda, si.)








6 comentarios:

  1. Tu opinión de tus mejores lecturas me encanta porque me dan ganas de correr y leer esos libros (la putada es que muchos están sólo en inglés y aunque tengo The Archived y Aristotle and Dante todavía no he empezado con ellos, a ver si en febrero leo ambos) pero es que cuando das tu opinión negativa me pasa como con Ellie, me encantan todas aunque alguno de los libros me haya gustado a mi xDDD

    Sinceramente la trilogía de La Selección quiero leerla para poder opinar pero desde el principio, desde su sinopsis me parece que no va a ser mi tipo...

    Los retos me alegro que los hayas cumplido, este año yo también voy a apuntarme al de Goodreads, terminaré el de los 12 clásicos infantiles y me he apuntado a Viajar leyendo, que creo que puede estar bien :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que me da rabia contenerme, si algo no me ha gustado pues... lo digo como mejor se jajaja me alegro de que disfrutes de ese tipo de comentarios aunque sean libros que te hayan gustado xD a mi tambien me gusta, la verdad, si no no escribiría así en mi blog xD

      Yo al de 12 clásicos infantiles me apunté pero al segundo día cambié de idea porque no me veía yo leyendo clásicos... a ver si este año me pongo las pilas con eso xD

      Un saludo <3

      Eliminar
  2. Hola!! me encantan estas listas jaj, creo que se han convertido en lo mejor de diciembre.
    Estoy de acuerdo con algunas y en desacuerdo con otra. Cinder también fue una de mis mejores lecturas del año pero Las Virgenes suicidas no me provocó nada, incluso prefiero la película.
    Por el lado de las malas lecturas coincido con TFIOS, no quiero leer nada mas de John Green. Y el resto no los he leído aunque le tenia ganas de la de mara Dyer xD
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Fangirl me encantó *-*
    Vapor lo tengo en la estantería pero no creo que lo lea. TFIOS me gustó pero no tanto como a los demás, y no creo que lea más del autor, pues se ha vuelto como muy comercial, han sacado todos sus libros de golpe y es algo que me molesta mucho, porque como dicen algunos, Nube de tinta parece John Green & Co.
    Un abrazo :D
    PD: Te recomendaría que la próxima vez si haces una lista tan "larga" pusieras las fotos de los libros que hables, pues a muchos se nos suele quedar un libro por su portada, además la lectura de la entrada se haría mucho más amena :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, lo de las portadas pensaba hacerlo (ya esta puesto, es más) pero quería hacer la entrada antes de que terminara el año y estaba algo ocupada... así que lo he dejado para después :P

      Eliminar
  4. Un par que quiero leer, como vicious y la campana de cristal y otros que no quiero acercarme con el de la tobery jaja

    feliz año!!

    ResponderEliminar

Design by Winter Studio © 2015.