30.10.14

La Gallina Que Soñaba Con Volar de Sun-mi Hwang



La Gallina Que Soñaba Con Volar cuenta la historia de Brote, una gallina ponedora que sueña con abandonar el gallinero e incubar un huevo. Desde su jaula ve a los demás animales del corral libres, o por lo menos,más libres que ella, y ansía lo que tienen ellos. Pero cuando consigue salir de su prisión descubre que tampoco quiere eso, que no es tan bueno como parece y decide luchar por encontrar su lugar en el mundo.

A través de unos personajes simples, unos animales de granja, reconocemos comportamientos que se reproducen día a día en nuestra sociedad: racismo, clasismo y conformismo son tres de esos comportamientos que podemos encontrar en esa pequeña sociedad que es el corral en el que se sitúa la historia, representados de manera más o menos velada.
Aunque como ya he dicho, son personajes de lo más simples, no he podido evitar sentirme identificada con varios de ellos. Las cosas que viven estos personajes pueden recordarnos a nuestras propias experiencias, algo que en realidad no es tan extraño en este tipo de relatos.

También nos proporciona un punto de vista sobre la maternidad, o al menos de una maternidad normativa, no disfuncional. Habla de lo difícil que es críar a un hijo hasta el punto de convertirlo en lo más importante, por delante de una misma, y lo difícil que es para ambos, madre e hijo, separarse y comenzar vidas el uno sin el otro.

Aunque tiene sus momentos bajos, en los que la historia zozobra y parece que no tiene mucho sentido la dirección que está tomando, rápidamente se vuelve a encauzar. Y no vamos a mentir: es tan corto y tan rápido de leer que esos momentos se pueden obviar perfectamente porque al final no dejan de ser anecdóticos dentro de la lectura.

La Gallina Que Soñaba Con Volar es una pequeña joya de no más de 150 páginas. Una fábula que transmite una serie de valores que hoy en día se dan por sentados cuando estamos muy lejos de alcanzarlos. Tiene además un estilo simple y rápido de leer, lo que lo hace apto para todos los públicos, y viendo la historia no me lo imagino de otro modo. Además las ilustraciones de Nomoco, que acompañan cada nuevo capítulo, encajan perfectamente con la historia y con el estilo de la misma. Trazos simples, dibujos en blanco y negro sin demasiadas complicaciones que hacen de la lectura algo mucho más ameno si cabe.








7 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Justo acabo de ver otra reseña del mismo libro jajajaja Como dije en el anterior blog, no soy muy de este tipo de libros, pero siempre me gustan los libros que transmiten un mensaje, por lo que me lo apunto y no descarto leerlo en un futuro ^^

    Gracias por la reseña, ¡un beso!

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    He visto varias veces el libro por ahí, y más que nada me llama la atención por el título, que....quieras que no, es original cuando menos :)
    Por lo que dices tiene buena pìnta, creo, así que igual me lo busco por ahí o algo :)
    Un saludín! :D

    ResponderEliminar
  3. Este libro me llama mucho *____*

    Un beso^^

    ResponderEliminar
  4. No me llama demasiado, la verdad. Gracias por la reseña :)

    ResponderEliminar
  5. Lo tengo que ver con animales NIna lo quiere. YA.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! Me parece interesante que sea una especie de fábula, pero no tengo intención de leerlo en un futuro cercano.
    Un besoo:)

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! Me gustó mucho leer las aventuras de Brote :D
    Empiezo a seguirte :)

    ResponderEliminar

Design by Winter Studio © 2015.