21.7.14

Alta Fidelidad de Nick Hornby


Conocí la existencia de este libro gracias a la película del mismo nombre. He de decir que aunque cuando la vi hace casi 5 años me encantó, hoy la he vuelto a ver y no me ha producido la misma sensación. Está claro que las personas cambiamos o, en todo caso, aprendemos, y eso afecta en nuestra visión de las cosas. Aún así tampoco la odié, simplemente ya no es una película que cause la misma impresión que me provocó en su momento.

Y ahora vamos al meollo del libro. Hace bastante que no leo otra cosa que no sea YA o similares, pero leer al protagonista de este libro ha sido como estar en la cabeza de un adolescente de treintaypico años, de lo más odioso debo añadir. Rob Fleming es dueño de una tienda de discos, obsesionado con las listas de las cinco mejoreschorradasquesetepasenporlacabezaenesemomento, sin amigos, aunque quizás Dick y Barry, los empleados de su tienda de discos, puedan cumplir esa función. Y por supuesto es una enciclopedia andante de música, especialmente pop.

Y a Rob lo ha dejado Laura, la chica en cuestión,  que se ha ido con otro y no alcanza a entender por qué. Pero personalmente, después de pasar 360 páginas dentro de la cabeza de este personaje, no se me hace difícil comprender el motivo. Rob es egoísta, infantil, machista, (de esos que lo niegan, que dicen que entienden "el rollo feminista, pero no el radical"  mientras dicen algo a todas luces machista y se quejan además de que se lo llames) y le aterra pensar que está atado a su tienda de discos, con una vida de mierda, sin ningún éxito laboral y menos aún sentimental. ¿Por qué me dejan todas? se pregunta. Además y para más narices, cuando Laura le deja se dedica a acosarla y a rondar alrededor de la casa a la que se ha mudado, y llamadme loca, pero a mi eso me parece de lo más perturbador.
Sobre el tema de que le dejen todas, desde el principio conocemos su versión de los hechos, que es lo que cree él que ha salido mal, que es lo que "quieren las mujeres" y en realidad deberían querer (según él, claro), y se habla mucho de eso en este libro: de lo que "quieren las mujeres" y de lo que "quieren los hombres", y de lo que "deberíamos querer las mujeres" y a mi todo esto me cabrea una barbaridad, como si todos fuéramos iguales y todo se redujera a un comportamiento sistemático determinado el género que te hayan asignado al nacer y el rol que en consecuencia te han querido encasquetar.
Pero dejando a un margen esto y volviendo al tema de las cinco ex de las que se habla en la novela, cuando contacta con ellas vemos que, lejos de lo que él pensaba, tiene gran parte de la culpa de que las cosas salieran de esa manera, incluida la ruptura con Laura.


Y os voy a decir la verdad: a pesar de todo lo que he odiado a este personaje, me he podido sentir identificada en muchas ocasiones con él. Si tuviera post its, medio libro estaría marcado de color rojo, con cosas que he odiado de él, y un cuarto con post its azules, para esos momentos en los que milagrosamente compartíamos la misma visión de las cosas. Y puede que sea porque he comenzado a trabajar en un Eroski y me esté planteando todo eso de que la vida es una mierda (por millonésima vez, es solo que cuando tienes un curro de mierda, estos pensamientos son más recurrentes), de que al final me quedaré sola, y que aunque no me hace falta nadie da la sensación de que si no tienes pareja estás dividido, que la muerte acojona y que quedarse anclado en una vida de mierda es muy fácil, que en medio segundo la puedes cagar y que eso afectará al resto de tus días, o que tus aficiones tomen demasiado protagonismo en tu vida y al final sea casi lo único que te quede.
Y es todo esto lo que me ha hecho conectar con Rob, aunque la  diferencia es que yo tengo 22 años y él 30 y no sé si eso lo hace más preocupante todavía.
Pero precisamente esa es la parte que me ha gustado de la novela, que a pesar de que te pongan al protagonista más odioso sobre la faz de la tierra, tenga cosas que te hagan conectar con él, creo que eso es algo muy difícil.
Tema aparte es que esté tan centrada en la música, que es uno de los motivos por el cual la película me gustó tanto y a día de hoy salvo de la quema.


Para ir terminando con este personaje, que es el eje del libro, he de decir que no me ha parecido que haya habido una evolución demasiado grande. Al final del libro sigue siendo egoísta, la diferencia es que empieza a asumir ciertos riesgos en su vida. Y poco más se puede añadir, a decir verdad.

Si entramos en el tema de los personajes secundarios, son tan secundarios que a veces te olvidas de que existen. No sabemos casi nada de Dick, ni de Barry, ni de Liz, ni de Ian, y si sabemos algo sobre Laura es porque Rob continúa obsesionado con ella. El libro es un monólogo constante del ego de Rob, pero supongo que de eso se trata ¿no?

En un resumen rápido, nos encontramos con un libro en el que se habla de las relaciones de pareja convencionales, en el que se dan por sentado muchas cosas que no deberían darse por sentadas ni mucho menos, en las que se habla de hombres y mujeres como opuestos radicales que nunca van a querer lo mismo, en el que se habla de las relaciones de pareja como algo que todo el mundo debería tener y que cuesta mantener, y que da igual la de mierdas que pasen, lo importante es durar.
Un libro en el que un adolescente de 30 años se permite el lujo de decir que es lo que debería gustarle a las mujeres y qué cabrearlas.

Algo aparte es que la traducción no me ha terminado de convencer, me ha resultado algo forzada con jerga en ocasiones, y otras veces con lenguaje demasiado culto, no existía una armonía entre ambos que hiciera que la cosa no chirríase. Pero es lo que me ha parecido a mí, que soy muy tiquismiquis con esas cosas, así que igual a vosotros no os pasa lo mismo.

Pero como ya he dicho, algunas reflexiones me han llegado bastante y la sensación que tengo al terminar este libro es que si puedo identificarme con un tipo como Rob Fleming, es que estoy más jodida de lo que pensaba.




Imagenes sacadas de la versión cinematográfica del libro. 

6 comentarios:

  1. No me acaba de llamar mucho la sinopsis, y después de tu reseña... jaja

    ¡Un beso! (Anna)

    ResponderEliminar
  2. A mí tampoco me llama mucho la atención, y veo que no te ha convencido, así que no sé, de momento no creo que lo lea. Tampoco es que lo conociera de antes ni nada, juraría que esta es la primera reseña que leo xD

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  3. Hola!! Lo había visto reseñado pero no me acababa de convencer, creo que me pasaría como a ti, odiaría al protagonista jaja, así que creo que lo dejo pasar.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. La sinopsis del libro de por sí no despierta mi interés, y después de leer tu reseña, tampoco termina de convencerme.
    Al igual que Claudia Green, tampoco conocía de su existencia ni siquiera de la película, y ésta es la primera reseña que leo.
    Yo creo que, sinceramente, paso de él.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que nunca había escuchado hablar de este libro pero la sinopsis tampoco me llama.

    Estas nominada a un premio en mi blog http://crayssbooks.blogspot.com.es/2014/07/nuevo-premio-liebster-blog-award.html

    1 beso!

    ResponderEliminar
  6. Me lo compré hace poco porque me encantó la película, aunque la vi hace bastante años, quien sabe si ahora la veo de otra forma. Me dejas un poco chof con tu reseña, pero aun así lo leeré claro. A ver si me gusta algo más que a ti.

    Un beso!

    ResponderEliminar

Design by Winter Studio © 2015.