14.2.17

MI NOMBRE ERA EILEEN DE OTTESA MOSHFEGH

No hay comentarios

Eileen Dunlop es una chica de 24 años poco corriente. Demasiado mojigata, sin mucha cultura, algo lenta y sin ningún tipo de conocimiento de como interactuar socialmente. Dependiente emocional de un padre alcohólico del que quiere escapar y al que a veces le gustaría matar, trabaja en la prisión juvenil Moorehead en una localidad de Nueva Inglaterra a la que ella le gusta llamar X-Ville. No tiene amigos ni nada que se le parezca, solo sueños de escapar algún día de ese pueblucho e irse a Nueva York y convertirse en una persona totalmente distinta. Pero entonces Rebecca, una chica sofisticada, con estudios y mundo, aparece en la prisión juvenil y todo cambia para ella: cree haber descubierto su alma gemela y hará cualquier cosa por impresionarla.

Mi Nombre Era Eileen está narrado en primera persona por la misma Eileen. Pero una Eileen del futuro, mucho mayor y cambiada por las experiencias de la vida. En su relato podemos notar el desprecio que ella misma siente por esa chica que un día fue y, al mismo tiempo podemos notar hasta cierta ternura en algunos pasajes. Pero la verdad es que Eileen, la Eileen de 24 años que se nos presenta, es un personaje repulsivo y del todo amoral (o eso nos dice ella misma), un personaje con el que mucha gente no sabrá empatizar por razones obvias... pero si me permitís el atrevimiento, un personaje sincero, auténtico y con el que todos podemos llegar a identificarnos. Algunos más que otros, por supuesto. En mi caso, las veces que esa Eileen de 24 años me recordó a mi misma (al fin y al cabo de 24 años a 25 solo hay un año) son bastante numerosas. No por el puritanismo ni por su estrafalaria forma de vestir, si no por esa forma de pensar, por esa incapacidad de relacionarse con los demás como una persona normal, por esos pensamientos horribles, por esa manera de compadecerse de si misma constante, por esos impulsos cleptómanos, por sus ganas de escapar... en fin, por muchísimas cosas.

La novela narra un periodo de tiempo bastante concreto y clave en la vida de Eileen: lo que sucedió para que por fin se atreviera a dejar X-Ville detrás y comenzar una nueva vida y, da la casualidad que todo viene marcado por la aparición de Rebecca en su vida. Lo que pasa después no lo sabemos: sabemos gracias a la Eileen del futuro que tendrá amantes, que su vida no será un camino de rosas, que llegará a convertirse en la joven que un día soñó ser e incluso que se casará, pero no entra en detalles, porque lo importante es lo que ocurre en X-Ville con Rebecca y con Moorehead como telón de fondo.

No es una historia de acción, es más una historia de personajes, de un personaje muy concreto, con una psique curiosa para un personaje femenino, y voy a explicarlo que ha quedado raro: en la literatura estamos más que acostumbrados a encontrarnos personajes con esta personalidad repulsiva con un único detalle diferenciador, un detalle muy específico y clave: son hombres. Cuando aparece una Amy Dunne o una Eileen Dunlop todo parece mucho más desagradable y se intensifica mucho más simplemente porque no estamos acostumbrados a ver a la mujer en un papel así. Pero creedme, cuando se dan estos casos, el resultado es maravilloso. Yo pido mas personajes como Eileen, más personajes que nos revuelvan las tripas y nos hagan darnos cuenta de una vez por todas de que ¡SI! nosotras también podemos estar perturbadas. Y si me permitís el atrevimiento, también es interesante que se haga notar la diferencia en el patrón de comportamiento que te da el pertenecer a un género o a otro. Porque creedme, el entorno social y esas cosas marcan, pero el género también.

En general recomiendo mucho esta lectura. Puede que a algunos el final os resulte anticlimático o que no lleguéis a pillarle la gracia, que paséis las paginas esperando algo que nunca llegará. Mi consejo es que si os decidís a escoger este libro de entre todos los que hay en la estantería de novedades, lo hagáis sin esperar nada concreto. Quizás algo atrevido después de leer esta reseña, porque lo he puesto un poquito por las nubes, pero... en serio, hacedlo con la mente abierta. No os arrepentiréis.

Y si lo hacéis me da un poco igual.


10.2.17

TARDE O TEMPRANO NOS ABRAZAREMOS DE ANTONIO DIKELE DISTEFANO

No hay comentarios

Cuando me llegó la nota de prensa de esta novela, mi curiosidad creció. Es cierto que en un primer momento, cuando lo ví en el boletín de novedades de Montena, no solo no me llamó la atención, si no que además lo descarté totalmente: me tiraba para atrás una barbaridad. Pero con la nota de prensa y la entrevista adjunta que había en ella, la cosa cambió y me animé a pedirlo para reseña. Solo tengo que decir que en este caso... debería haber seguido mis primeros instintos.

No me entendáis mal. Me ha encantado la prosa de Antonio, pero la prosa no lo es todo. Nos presenta dos personajes: Enrico e Irene. Dos exnovios que lo dejaron por diferencias en su forma de ver las cosas. El narrador es Enrico, que nos cuenta como veía el a Irene y como la conoció y, como poco a poco todo se fue a la mierda. El problema es que no sigue ningún hilo narrativo claro. Es como el diario de un adolescente, que divaga entre recuerdos, contándoselos a un espectador (este caso a una Irene ausente) que se supone que conoce los detalles pero que en realidad a cada página que pasa está más confuso. El desenlace es anticlimático: nos da a entender que los hijos siempre repetirán los errores de sus padres... o no. Porque después de la noticia lapidaria, no sabemos que ocurre ni que decisión toma Enrico. La historia se queda ahí. Supongo que era intención del autor dejarlo a la libre interpretación del lector pero en este caso queda forzado y muy fuera de lugar.

Antonio Dikele Diestefano escribe realmente bien, aunque no siempre acierte. Hay frases que se te quedan grabadas en la memoria, aunque otras no llegas a comprenderlas, ya que da la sensación de que se esfuerza demasiado en sonar poético utilizando la prosa. 

No puedo contaros mucho más de esta novela porque realmente, no tiene mucho más que rascar. Es cortita, te cuenta una historia sencilla y supongo que lo que cuenta realmente es la manera en la que lo hace, pero lo dicho: a mi no me acaba de convencer. Si sois fans de la novela romántica italiana, estoy convencida de que Tarde o Temprano nos Abrazaremos os puede gustar y mucho. Si no es lo vuestro, mejor no os acerquéis. 

9.2.17

DUMPLIN DE JULIE MURPHY

1 comentario

Willowdean Dickson, Will para su mejor amiga Ellen, Dumplin para su madre, tiene 16 años, desparpajo para moverse por la vida, una pasión por Dolly Parton exorbitante y además, esta gorda. Pero eso no le supone ningún problema, hasta que un día, el chico que le gusta, ese chico perfecto por el que todo el mundo suspira, la besa. A partir de entonces comienza a ser demasiado consciente de su propio cuerpo y las cosas que antes no le preocupaban, comienzan a ser un problema. ¿La solución? Presentarse al concurso de belleza Miss Lupino Juvenil junto con sus amigas, que tampoco entran en los cánones de belleza. Es más, los rompen y los destrozan. Pero allí están, dispuestas a ello.

Además, Will no se lleva muy bien con su madre, una mujer que basa todos los logros de su vida en haber ganado cuando era joven ese mismo concurso de belleza. Y su tía Lucy falleció hace un año. Lucy sufría obesidad mórbida y un día su corazón no pudo soportarlo. Ella fue quien le enseñó a Dolly, quien estaba allí para ella, haciendo más de su madre que su propia madre. Y cuando se entera de lo que Willowdean pretende, no le hace gracia: piensa que quiere sabotear el concurso, pero Will sabe por qué y por quién lo hace. 

Llevaba bastante tiempo queriendo leer Dumplin, y entonces me enteré de que Nocturna lo publicaba en España y la incertidumbre de saber cuando terminó. Había leído opiniones bastante negativas acerca del supuesto "body positive" que transmite el libro, y eso me asustaba. Al final es de lo que trata esta novela ¿no?

Después de leerla, no entiendo por qué tanta crítica negativa. Will está gorda y lo acepta pero sigue siendo humana. Y al final las inseguridades de vivir en una sociedad a la que le importa más una estría que un cerebro brillante (no hablo de inteligencia) asoman. Y las comparaciones con otras chicas son irremediables. Y pensar que por lo menos no estás tan mal como esa otra chica que pesa 50 kilos que tu o que tiene la dentadura hecha un desastre son cosas que no se pueden evitar. Y Will lo sabe. Y se odia por pensar así pero no puede evitarlo.

Lo bonito de todo es que poco a poco cada personaje gana su espacio. Los malentendidos se solucionan. Will empieza a hablar de sus preocupaciones. Y al hablar con los demás deja de asumir cosas, cosas desastrosas. Es un crecimiento personal constante.

La historia se desarrolla en Texas, como no podía ser de otra manera, cuna de los concursos de belleza, y si no mirad programas como Toddlers and Tiaras (una bestialidad a todos los niveles) o Dance Moms en Divinity (por poner un ejemplo, aunque este trate de baile, el nivel de exigencia sigue siendo desbordante para las criaturas). A veces el libro puede llegar a recordar a Little Miss Sunshine por esto mismo, y por el mensaje que da. Lo único es que a veces es demasiado sureño para mi gusto. Nos recuerdan cada dos por tres donde están y es como si, ya lo hemos pillado: el sur de USA, armas, iglesias, concursos de belleza, té helado y Trump. Bueno Trump no, pero casi. Todas esas referencias que deberían servir para hacernos sentir ubicados en la historia se convierten en cosas repetitivas que llegan a sobrar y a molestar. Quizás por eso le dí cuatro estrellas y no cinco en Goodreads, porque francamente, esta novela me ha encantado. Otra buena lectura juvenil a la saca, después de tantas cosas irrelevantes por fin parece que el camino empieza a enderezarse.

Como siempre digo cuando un libro me entusiasma, leedlo y juzgad vosotros mismos. Al final es lo que importa ¿no?



Design by Winter Studio © 2015.