1.10.20

MUERTES PERFECTAMENTE EVITABLES DE DEIRDRE SULLIVAN

3 comentarios
Título: Muertes perfectamente evitables | Autora: Deirdre Sullivan | Traductora: Aida Candelario | Editorial: La Galera | Precio: 18'50€


Muertes perfectamente evitables es una historia situada en el pequeño pueblo irlandés de Ballyfrann, un sitio aislado de todo, entre las montañas. Sus habitantes conocen historias de desapariciones y cadáveres, cosas con las que conviven día a día y que parece que no tienen la menor importancia para ellos.

Maddy y Catlin son dos gemelas que se mudan a Ballyfrann, ya que su madre se ha casado con un hombre de ese pueblo y van a vivir en su castillo. Si, en su castillo. Por si acaso, os lo aclaro: la historia se ubica en el siglo XXI, es solo que Brian es muy rico y su padre era muy excéntrico. Al llegar al pueblo tienen que empezar de cero, algo que se complica siendo las hijastras del hombre del castillo, que, para sorpresa de todos, no tiene fama de huraño y extraño, si no que es querido por todo el pueblo todos y se le tiene en alta estima a la hora de tomar decisiones. Pero claro, es que no es normal que dos adolescentes vivan en un castillo. ¿He dicho ya castillo? Pues CASTILLO.

No sé bien como empezar esta reseña porque es una historia... difícil. Difícil por lo anticlimática que es y lo complejo que es hablar de una historia con una construcción rara. Además el estilo de escritura, aunque es uno de sus puntos fuertes por lo evocador que puede llegar a ser, también puede llegar a ser su peor maldición porque te puedes perder fácilmente en la lectura ya que la autora en ocasiones es muy abstracta. El mayor problema sin duda es el final, que en mi opinión está a mitad de la novela. Y ese es precisamente el problema, que el desenlace de la historia esté ahí, el clímax de la historia, la resolución del conflicto... no debería estar más de cien páginas. Entiendo que son necesarias porque quedan cosas en el aire, pero precisamente ¿no sería mejor cambiar el orden del grueso de las últimas cien páginas y colocarlas antes del que yo considero que es el verdadero final? Es muy desconcertante, de verdad.

La novela se cuenta en primera persona, y nuestra narradora es Maddy, la gemela torpe y no tan guapa y menos popular aún que Catlin, que siempre ha sido adorada por todos y que nunca ha tenido problemas para integrarse. El contraste entre ambas es enorme y no es difícil cogerle manía a Catlin, ya que desde el primer día de clase vemos que prefiere perder el culo por un chico guapo que ayudar a su hermana a integrarse. La relación de ambas hermanas es de dependencia, la una porque necesita a la otra por sus incapacidades sociales; la otra porque espera una veneración y un reconocimiento constante de la una hacia su persona, y cuando Catlin empieza a estar con ese chico, Maddy empieza a tener sus propios intereses y eso a su hermana no le gusta, no le gusta que Maddy empiece a no sentir esa dependencia que ha tenido hasta ahora. Y puf, que horror. A pesar de todo la relación de ambas, aún siendo un tópico como una casa, es de lo más interesante de la historia, llegándote a desesperar con ambos personajes: una porque es imbécil y la otra porque es incapaz de mandarla a la mierda.

Pero hay que volver a los puntos flacos, y es que aunque el pueblo podría haber sido muy interesante, un catalizador de la historia, resulta todo lo contrario. No se profundiza NADA en los habitantes, y cuando se empiezan a desvelar misterios se hace por encima, muy superficialmente, y mientras te quedas con el culo torcido esperando más, pues eso no ocurre. Hay figuras como el padre de Brian (el padrastro de las gemelas) que tienen mucho potencial pero que se mencionan de pasada y claro, podrías pensar que está ahí para justificar a los personajes importantes de la trama, pero no funciona cuando das explicaciones tan vagas. Si construyes un mundo, hazlo bien, no a medias, y si te quieres meter en fregados de magia y otras historias, hazlo hasta las últimas consecuencias. Utilizar de manera tan vaga a personajes que tienen un trasfondo tan interesante (o por lo menos eso parece) es decepcionante y conveniente en el peor de los sentidos. Y no es lo único que se introduce a conveniencia y sin mucho sentido en la novela, yo diría que el 80% del libro, por decir un porcentaje que se le pueda aproximar, está construido en base a vaguedades y cosas sin el menor sentido.

¿He disfrutado la novela? Pues un poco si. Me ha gustado el concepto, y creo que ya. Este tipo de libros son la prueba de que dos personas con el mismo argumento pueden hacer un libro totalmente distinto. Pienso en como habría abordado esto otra escritora y no se, no creo que haya comparación. La conclusión es la de siempre, si tenéis ganas leedlo ¿quién os lo va a impedir?.
Pero si os interesa mi opinión, mi consejo es que no perdáis el tiempo con esta historia. 

Una última advertencia, y es algo que me hubiera gustado saber antes de empezar el libro: hay mutilación y maltrato animal en la historia. No es algo continuado y muy marcado pero hay una escena concreta que creo que sobra bastante, porque ni siquiera nos muestra lo que la autora quiere darnos a entender con la misma, así que bastante gratuito todo.




11.9.20

LA CIUDAD QUE NOS UNIÓ DE N.K. JEMISIN

4 comentarios
Título: La Ciudad que nos Unió | Autora: N. K. Jemisin | Traducción: David Tejera Expósito | Editorial: Nova | Precio: 21'90€

A principios de este año leí La Quinta Estación y me quedé totalmente fascinada por el estilo de escritura de N.K. Jemisin. Por fin pude entender por qué se hablaba tanto de ella, y descubrir que no faltaban motivos para ello. Aún no he podido leer la trilogía completa ya que he de admitir que son libros que requieren mucha inmersión (y ojo, merece totalmente la pena) y están aguardando a que esté en mi momento óptimo para ello. Pero si, tenía muchas ganas de leer más cosas de N.K. Jemisin, así que cuando vi que Nova publicaba por estos lares The City We Became, o como se conoce aquí, La Ciudad que nos Unió, muy amablemente aceptaron cederme un ejemplar para que pudiera hablaros de este libro. Al ser una historia que se ubica en nuestro mundo (o eso parece) con unas normas similares a las que conocemos, me dio la sensación de que este libro sería perfecto para poder seguir descubriendo a Jemisin sin tener que continuar con la trilogía de la tierra fragmentada. Y bueno, está claro que mis instintos rara vez me fallan, porque fue una lectura muy rápida y absorbente  con la indiscutible marca de la autora.

La Ciudad que nos Unió transcurre en Nueva York, y este es un dato importante ya que la elección de la ciudad no es casual, solo hay que mirar el título, pero aún así nos encontraremos con que es una ciudad mucho más importante de lo que pensábamos. Si, todavía más. Hay una serie de elementos que se utilizan para narrar problemas muy reales en la sociedad estadounidense (la clase, la raza, el machismo), y especifico que es en esa sociedad porque aunque son problemas universales, la manera de afrontarlos y los esquemas que los rigen allí no son extrapolables al resto del mundo. Una vez con esto en mente, nos vamos a meter en la vida de cinco personas que cambia radicalmente cuando la ciudad comienza a nacer. Si, a nacer. A adquirir consciencia sobre si misma. Y hay cosas ahí fuera que no quieren que esto suceda. Esas ciudades que desaparecieron, Pompeya, la Atlántida, son solo historias en nuestro imaginario porque El Enemigo impidió que nacieran. Pero en Nueva York las cosas serán diferentes, porque los distritos que la componen son casi una ciudad en si misma y todos ellos, personificados en los protagonistas, se unen para ayudar a la ciudad. La ciudad no puede vivir sin los distritos y los distritos no pueden vivir sin la ciudad, eso es algo inamovible, y la separación de uno solo puede causarle un gran daño al conjunto.  Manhattan, Brooklyn, el Bronx, Queens y Staten  Island. Todos ellos encarnados en personas que representan perfectamente a cada distrito: ellos han sido elegidos porque son lo que se supone que tienen que ser. Una vez los distritos despiertan, sus nombres humanos dejan de tener importancia, y tienen que huir de La Mujer de Blanco, que es claramente una representación de cierta entidad cósmica creada por cierto autor con ciertas ideas de mierda, también conocido como El Enemigo, que se pondrá en su camino para evitar que Nueva York continúe su camino, siendo su fin que termine destruída por alguna clase de desastre natural o atentado.

La lectura es un viaje por Nueva York, una carta de amor y a la vez una crítica a la gentrificación, el racismo, la burbuja inmobiliaria y los grupos librepensadores formados por hombres blancos heterosexuales (tose), todo lo que hace que el mundo sea un lugar peor, y cómo hay personas que día a día luchan contra todo eso. Hay crítica al mercado del arte, a la especulación, al machismo, pero también se muestra como estas cosas aunque van de la mano, acaban siendo relegadas por una continua pelea entre los unos y los otros. Divididos la cosa no funciona, no funciona que cada uno luche por lo que le interesa mientras pisotea a los demás en su favor, por lo que considero que la ciudad de Nueva York es una metáfora perfecta para todo ello. Esta no es una historia de monstruos con activismo, es una historia de activismo representada con monstruos. Y si eso os asusta, no debería, porque Jemisin sabe mezclar bien ambos elementos para que tenga la suficiente fluidez y convivan bien el uno junto al otro.

Aunque me ha encantado, si que es cierto que el final se siente precipitado. No diría que no hay justificación para que las cosas terminen así, porque tampoco necesita tenerla, y además, habrá otros dos libros que extiendan esta batalla. Nueva York no está a salvo y tenemos historia para rato. Jemisin no se corta en lanzar sentencias, en poner en boca de sus personajes lo que ella opina de ciertas cosas sin caer en la sobreexposición y sin intoxicar a los lectores (vamos que no hace un self insert como una catedral), pero otros personajes serán todo lo contrario, y ahí esta la virtud. Si tenemos en cuenta de que esto no es una simple historia de monstruos y de que aquí se hablan temas que aunque a veces podemos aceptarlos como parte de la problemática global, por lo general tienen una visión muy centrada en Estados Unidos, estoy segura de que se podrá disfrutar perfectamente del libro. No me ha gustado tanto como La Quinta Estación, y es que las comparaciones son odiosas, pero puedo decir que este año, los dos libros que he leído de esta autora se colocan como dos de las mejores lecturas que he tenido.


1.9.20

SED DE NEAL SHUSTERMAN Y JARROD SHUSTERMAN

No hay comentarios
Título: Sed | Autores: Neal  y Jarrod Shusterman | Traducción: Pilar Ramírez Tello | Editorial: Nocturna | Precio: 16'50€


La historia arranca cuando, al intentar llenar de agua el cuenco de Kingston, el perro de la familia de Alyssa, no sale nada del grifo, más que unos ruidos extraños que hacen pensar en una posible avería. Pero no tardarán en descubrir cual es el auténtico motivo: Arizona y Nevada han cerrado el acceso al río Colorado y no abastecerán a California. Así es como comienza el periplo de Alyssa para conseguir agua, siendo su primera opción el supermercado, donde puede contemplar por primera vez como se comporta la gente en una situación semejante. Finalmente, acabará aceptando consejos de Kelton, su vecino survivalista que está bastante pillado de ella y así es como poco a poco parece que podrán ir tirando. Hasta que ocurre un accidente que hace que tengan que pensar en un plan b y alejarse de la comodidad de su hogar en busca de agua, un refugio y ayuda.

La narración se divide entre varias voces: tenemos a Alyssa, a Garrett, su hermano de 10 años, a Kelton, a Jacqui y Henry; aunque puntualmente algún que otro personaje secundario también tiene su parte. Cada uno tiene una situación muy diferente. Alyssa tiene una familia de lo más normal, que vive en negación durante los dos primeros días de la restricción de agua. Kelton es un experto en survivalismo, por suerte o por desgracia ya que su padre vive obsesionado con ello desde que tiene uso de razón. En su casa no faltan las provisiones y todo tipo de sistemas, desde trampas para los intrusos hasta una habitación del pánico, llena de botellas de agua, comida y armas. Jacqui y Henry aparecen más adelante en la novela, según el viaje de Alyssa y Kelton avanza, y son ambos dos personajes muy particulares, con un trasfondo elaborado para lo que tenemos que conocer de ellos dadas las circunstancias y que justifica totalmente su manera de ser.

La historia es tremendamente plausible a día de hoy, a pesar de suceder en un futuro cercano, debido al estado de sequía de California, en el cual incluso en la actualidad sufren restricciones de agua para evitar el despilfarro de la misma, aunque claro, ya se sabe, los campos de golf siguen verdes y todo eso... al margen de esto, imaginar esta situación en un lugar así (o incluso globalmente no sería tan descabellado puesto que bien es sabido que el agua es un bien escaso a nivel mundial) es escalofriante porque un lado de las aventuras de los protagonistas, que pueden ser más o menos plausibles, las cosas que se nos muestran son cosas que ya hemos podido ver con el coronavirus, salvando las distancias. El gobierno llamando a una calma que no es tal, gente desesperada asaltando los supermercados, soluciones que no parecen ser del todo efectivas e incluso la llegada de una nueva normalidad (cuando lo leí casi me cago) después de de esas semanas de descontrol absoluto.

Es también muy buena la narración de ambos autores, no solo por el ritmo y la construcción de personajes y el problema de la novela; si no por como consiguen que no puedas leer el libro separado de una botella de agua. Nunca había bebido tanta agua en un día, y eso que yo soy de las que no escasean con la misma (stay hydrated chicos, no lo olvidéis).

Si nos vamos al lado de la aventura que viven los protagonistas, las pasan verdaderamente canutas y no es de extrañar. Su objetivo es llegar a un refugio que cada vez parece más y más lejano, y el que parece el final es casi irremediable, hasta que sucede algo que evita que todo sea trágico. Y no lo llamaría deus ex machina para nada, ya que, a lo largo de la novela, se intercalan capítulos que son historias cortas que llevan un hilo conductor y no están simplemente para mostrarnos más visiones de la situación, si no que en el fondo tienen un pequeño hilo narrativo que hace que todo desemboque en la trama principal.

Sin embargo, a pesar de haber disfrutado enormemente de esta lectura y considerar que por una vez, algo de Neal Shusterman me ha gustado de verdad (quizás por ser una novela a cuatro manos, no lo sé) es que el final me ha parecido muy precipitado y... buenista, optimista en exceso, aunque si que se hace mención de las secuelas de una situación semejante. A pesar de ello, Sed entra de cabeza entre las mejores lecturas que he tenido este año 2020. No es una novedad reciente (ya sabemos que todo lo que lleve más de un año en el mercado, no es novedad) pero si por algún casual lo tenéis entre vuestras lecturas pendientes, creo que va siendo hora de que deje de tener ese status y le dais una oportunidad, y más con la crisis que estamos viviendo en estos momentos. Hay cosas que os harán resoplar y que os recordaran ligeramente a lo que vivimos, y eso puede que no sea algo que os apetezca, pero a mi encontrar estos paralelismos tan breves me hacía sonreír y pensar que, joder, este par de escritores debían tener una especie de bola de cristal mientras escribían. Aunque tengo que decir que me ha faltado una crisis del papel higiénico como dios manda, eh, que ahora sin agua si o si hay que limpiarse con algo...

Desvaríos a un lado, creo que está claro que Sed es una lectura que me ha gustado y que creo que se merece una buena oportunidad.

15.8.20

WINK POPPY MIDNIGHT DE APRIL GENEVIEVE TUCHOLKE

No hay comentarios
Título: Wink Poppy Midnght | Autora: April Genevieve Tucholke | Traducción: Silvina Poch con revisión y adaptación de María Otero y Débora Martínez Domingo | Editorial: VR Europa | Precio: 15,95 €
Sinceramente este libro lo escogí por la ilustración de la cubierta (diseño de Lisa Perrin a la que conozco ahora gracias a esta preciosidad  y que tiene su trabajo en su página web para que podáis disfrutarlo) y que bueno, a veces somos todos un poquito superficiales, pero el diseño gráfico es importante a la hora de colocar un producto, y esto es prueba de ello. Y luego claro, leí la sinopsis, que me intrigó lo suficiente como para llevármelo, pero tampoco creáis que es en exceso clarificadora. Pero es que nada en este libro lo es.

Midnight es un chico que se acaba de mudar al campo. Wink, la chica de la granja de enfrente, con un millón de hermanos y una madre tarotista. Poppy, la chica que hace que Midnight suspire muy a su pesar, ya que es mala. Si, mala. Es un resumen de los tres protagonistas por los que la novela lleva el nombre, y sin embargo, se queda corto, muy corto. Porque claro ¿contexto? Y aún así es complicado ir más allá, ya que la manera evocadora en la que está escrita esta historia hace que creas que entiendes pero... pero no.

Hay una casa encantada. Hay un Héroe, una Loba y un montón de historias. Un mal al que derrotar. Amores no correspondidos y engaños. A lo largo de apenas doscientas páginas estaremos en la mente de los tres protagonistas, pero eso no es garantía de que lo que nos cuenten sea verdad, no os olvidéis de ello. Durante toda la novela corre un halo de misterio y de desconocimiento, sin saber cuanto de eso está puesto ahí a propósito por los protagonistas y cuanto es fruto del rumbo de la historia.

Wink Poppy Midnight es una historia típicamente atípica. Habla de relaciones sexuales sin ser escabroso, habla de magia, de expectativas puestas en los demás, familias y amistades falsas. Habla de un montón de cosas pero tienes que estar muy atento para saber exactamente que, cuando y por qué.

La narración es muy poética, y la historia tiene un mensaje claro: dejar las cosas atrás, pasar página y hacer realmente lo que deseamos hacer. Pero no es sencillo, y el final de la novela sugiere un bucle que, para mi no es tal, ya que cada persona significa algo distinto en tu vida y cada una influye de manera diferente en ella. No es un libro sencillo de reseñar, ni de describir, ni de nada, porque es un libro raro, confuso. Pero a mi me ha gustado y creo que he podido entender varias cosas. Los protagonistas no están hechos para ser entendidos o para sentirte identificado con ellos, sus acciones no tienen por que ser realistas aunque sus historias lo sean... en cierto modo. Hay mucho de metáfora en su comportamiento, muchas cosas extrañas que pueden ser reales o pueden ser una distorsión. Es complejo, aunque no tanto, no os creáis.

 Si os gustan este tipo de historias, donde nada es lo que parece y no teméis ser engañados, os diría que sin duda, Wink Poppy Midnight es para vosotros. ¿Os acordáis de Éramos Mentirosos de E. Lockhart? Bueno, si aquella novela os gustó, quizás esta también pueda hacerlo.


Me hubiera gustado explayarme mucho más, pero es que es una historia por la que tenéis que dejaros sorprender si o si. Hay cosas que no me han gustado: la fragilidad que desprenden las chicas, que aunque son personajes con carácter, a ojos de Midnight parece que esto queda eclipsado por su complexión física. Pero la ambientación, por otro lado, me ha encantado. Si os gusta el cottagecore (cottagecore equivale a 800 horas en Animal Crossing no lo digo por mi, no, que va), esta novela es... bueno. Desde los nombres de las localizaciones (Puente Roto, río Recodo Azul, el Jack Tres Muertos) hasta los paisajes, los bosques, el pueblo, los caminos... es como estar en el disco Folklore de Taylor Swift. A mi es algo que me gana. Al final terminas el libro con unas cuantas dudas y opiniones, pero también con ganas de vivir en una granja, sentarte en un huerto de fresas y por la noche, leer en un granero (la parte de trabajar en el campo ya, si tal, para otro día).

Un misterio, cottagecore, historias familiares, casas encantadas y romances. Esto es lo que en principio Wink Poppy Midnight nos ofrece, y ahora lo que os toca es descubrir que hay detrás de todo ello.

Mencionar además la adaptación a castellano (España) por parte de la editorial, ya que al ser latinoamericana, puede que de miedo que sus libros lleguen con modismos de allí que nos saquen de la lectura (personalmente, si bien es algo que me suele sacar, no me molesta en exceso, pero se de gente a la que si) pero os lo aseguro, la adaptación es estupenda, se nota el esfuerzo. Hay otras editoriales que al aterrizar aquí (o allí) no se molestan en cuidar estos detalles, y es de agradecer. Es la primera novela de VR que leo, y planeo que no sea la última.

14.8.20

DESTELLOS DE JEN WANG

No hay comentarios
Título: Destellos | Autora: Jen Wang con color de Lark Pien | Traducción: Julia Osuna | Editorial: Sapristi | Precio: 17'90€

Cada vez que se anuncia una nueva publicación de Jen Wang, los ojos me hacen chiribitas. Su estilo de dibujo me enamoró en En La Vida Real, y cuando leí una obra íntegramente suya, El Príncipe y la Modista, ya caí rendida a sus pies. Pero vamos, yo y medio mundo también, y con razón. En esta ocasión, Wang trae una historia fuertemente inspirada en vivencias personales, en la que se refleja como es una juventud en una comunidad chinoestadounidense, proyectando sus propias experiencias, pero también trae una historia sobre amistad, familias, unión y sentido del deber a la comunidad con la que estás comprometido.

Christine es una chica de ascendencia china, que asiste a un colegio chino americano, que toca el violín pero que no es lo suficientemente buena (o así se siente ella) y que tiene un montón de expectativas y obligaciones a sus espaldas. Moon, por otra parte, es la chica nueva, que vive con su madre, que es profesora de guardería, y ambas atraviesan un mal momento económico. Los padres de Christine se ofrecen a alquilarle la pequeña casita que tienen en su terreno hasta que puedan salir del bache en el que se encuentran, pero a Christine parece no hacerle mucha gracia la idea, ya que los rumores sobre Moon corren desde el primer día que aparece en la escuela. Pero poco a poco descubrirá que es una chica distinta, que su manera de ver las cosas y su familia es muy diferente a la suya, algo que enriquece mucho la visión del mundo de Christine, pero que puede que a sus padres, mucho más tradicionales y estrictos, no les haga tanta gracia. Moon y Christine comienzan a bailar canciones de kpop y a hablar de las pequeñas cosas que les preocupan, hasta que entre ellas se forja una amistad que en un principio podría pasar por inusual pero que acaba siendo más que natural. Y entonces Moon desvela su secreto: ella no es de la Tierra y está esperando a que vengan a buscarla. Y con esta revelación, el cómic entra en el núcleo duro de su historia, y no se puede hablar mucho más de ello porque en fin... tenéis que descubrirlo vosotros.


Destellos trata de muchas cosas, incluso al margen de la historia de Moon y sus ángeles, esta es una historia de encajar por fin con alguien, la primera amistad verdadera, historias familiares, expectativas y como gestionar los celos. Moon no está acostumbrada a la vida estricta de Christine y Christine no está acostumbrada a la vida relajada de Moon, pero ambas tienen cosas que enseñarse la una a la otra, y ambas crecerán a lo largo de la historia, sobre todo la segunda. Algunas situaciones, como la relación paterno filial de Christine con sus padres, se pueden percibir diferentes, por la experiencia chinoamericana. Pero en general los sentimientos, experiencias y conclusiones que se reflejan en la obra son totalmente universales. En apenas 200 páginas Wang narra una historia con profundidad, unos personajes interesantes, con personalidades definidas, que no caen en los extremos, y, además de todo esto, a los más mayores nos recuerda a cosas que ya hemos vivido (y que viviremos, ya sabéis, las relaciones sociales, siempre tan complejas) y a los que ronden la edad de las protagonistas... bueno, esta historia habla su idioma.

No se puede decir mucho del trabajo artístico, porque como siempre, es impecable. Wang tiene un estilo a la hora de diseñar personajes que personalmente, me gusta mucho. Y los colores empleados, cortesía de Lark Pien, encajan tan bien... las escenas cotidianas son perfectas, pero las ensoñaciones, canciones e historias tienen una paleta de color especial.

El Príncipe y la Modista está a otro nivel, pero no hay que desmerecer en absoluto esta preciosa historia, que como he dicho, cuenta muchas experiencias propias de Jen Wang, y quizás no de la manera que podemos suponer. Os animo a leer este cómic, sin ninguna duda.


Enlace de compra


Design by Winter Studio © 2015.