31.5.20

CADA SEIS MESES DE CLARA DUARTE

1 comentario
Título: Cada Seis Meses | Autora: Clara Duarte | Editorial: La Galera | Precio: 17'50€ 

Hablar de Cada Seis Meses no es tarea fácil, porque es un libro que indudablemente va a pasar a engrosar mi lista de mejores lecturas del año, y puede que de la década, aunque aún quede mucho por delante. Esto no quiere decir que no haya cosas que a mi parecer, se puedan mejorar, pero si comienzo así esta reseña, os podéis imaginar que la impresión general ha sido más que buena. 
Pero antes de ponernos con este asunto, habrá que explicar un poco de qué va esto, porque la verdad, un poquito raro si que es.

Hana y Ro, Ro y Hana. Dos chicas que se conocen, se enamoran y caminan por Madrid viviendo una vida acorde a la de dos chicas de su edad, una de estudiante de Bellas Artes por el día y repartidora de comida por la noche, y la otra sobreviviendo con trabajos de baja cualificación, por decirlo de alguna manera, como muchos otros jóvenes en esa ciudad... o en otras tantas de España, o del mundo. Dos chicas jóvenes muy normales, con amigos y un mundo interior propio que desarrollan su relación de manera lenta, progresiva y natural. Pero es que no es todo tan normal. Porque Ro solo existe de marzo a septiembre. Se despierta el primero de marzo y desaparece el 31 de agosto. Y no solo ella, si no que todo su universo, sus pertenencias, los recuerdos y vivencias generados con otras personas y que tengan que ver con ella, también se borran de un plumazo. Y la única que consigue recordarla un primero de septiembre por primera vez desde que existe, es Hana. Hana es lo que lo cambia todo en la vida de Ro y lo que hace que en el transcurso de su relación. ambas intenten comprender por qué como, cuando y dónde se va a desarrollar su vida conjunta. Porque ahora Ro no está sola, ahora a Ro la recuerda alguien, y eso lo cambia todo. A lo largo de dos años condensados en 400 páginas, Hana nos cuenta como se desarrolla toda la situación, como es vivir durante los meses en los que Ro no está y nadie la recuerda y como es que de pronto, vuelva y todo el mundo recuerde que siempre ha estado allí. Y no es sencillo para ella, está claro. Nos metemos muy de lleno en su historia y en lo que cuenta, sufrimos su confusión y pasamos las páginas buscando respuestas. Porque las hay, por descabelladas que sean, las hay.

Y cómo empezar a valorar esta novela... Como he dicho, no es sencillo. Hay un montón de componentes en ella que me han hecho recordar mis veintipocos años (parece mentira que este año cumpla 29). Las fiestas, el sexo, los amigos, tan diferentes entre si pero a la vez... a la vez no tanto. El cansancio de tirar de alguien y decir hasta aquí y a la vez no ser capaz de cortar el vínculo, la vida de estudiante, sobrevivir. Todo es muy real y acorde a la edad de los personajes. En estas historias a veces se escriben a personajes de 20 o 21 años que se comportan como adolescentes de 15 y no cuadra nada con ese proceso vital por el que están pasando, o también ocurre lo contrario, que se ven personajes de 21 que actúan como personas de 30 y cuando sucede esto, no se es capaz de ubicar al personaje. Aquí no ha pasado esto. Su manera de vivir (unos universitarios, otros, sobreviviendo como se puede en una ciudad que te puede comer vivo y con los sueños propios de la edad y el objetivo de pasarlo bien), sus expresiones, su forma de hablar y relacionarse con familiares y amigos... todo indica que están en la edad que la autora les ha puesto.

He de decir que mi gran inconveniente con esta novela no es otro que la forma de expresarse de los personajes. Y a ver, no me entendáis mal. Clara escribe muy bien. Mi problema se basa en que aunque si que es reconocible que por las expresiones y la manera de hablar se nota que todos ellos están en una edad concreta, también es cierto que todos hablan igual, se expresan igual. Es cierto que cuando estás en un círculo concreto, puedes acabar con dejes de tus amigos, de tu gente cercana. Lo que no es ya tan normal es que todos los personajes hablen así. Y las repeticiones constantes, frases muy cortas... un par de personajes puede ser. Todos es improbable... irreal. Y cansado, porque la historia, al estar narrada por Hana, era como un diálogo constante entre todos esos personajes que algunas veces no sabías si estaban colocados o directamente eran tontos del culo y se habían caído al nacer. Dicho esto, ha sido lo único de la novela que me ha lastrado la lectura y que en mi humilde opinión se podría mejorar. Dar una voz propia a cada personaje no es sencillo y aunque a veces lo lograba (Álex era el que más personalidad tenía de todos ellos en cuanto a voz propia, además de Hana, que parecía prestársela a los demás) la mayoría del tiempo era algo tedioso. 

Por lo demás a mi es que Cada Seis Meses me ha fascinado. Desde el comienzo, en el que Hana empieza a explicarnos el origen de que se llame Hana y no de otra manera y nos explica retazos de su infancia, hasta el final, en el que llega la conclusión que en parte puedes ver venir y en parte no, porque es una de las múltiples opciones disponibles en un mundo en el que una persona existe durante seis meses y durante otros seis no. La relación entre Ro y Hana es muy bonita, se crea desde la casualidad, como la mayoría de las relaciones (o quizás todas, si lo pensamos bien) y vemos como poco a poco todo crece. La manera que tiene Hana de expresar lo que siente por Ro es preciosa y a mi me ha hecho sentir muchas cosas bonitas, y qué decir de la naturalidad en la que desde el principio se aborda la relación entre ambas. Si, son dos chicas, pero no va de eso la novela. No es una novela sobre una salida de armario, o de lucha de identidad. Simplemente se da que ella y Ro son dos chicas y se quieren y ya está. Y cómo necesitaba por fin leer algo así de simple.

La manera en el que el tiempo pasa en la historia, en la que se nota que son dos años, que no es un parpadeo, se nota que ahí ha pasado tiempo real, que los personajes han vivido sus vidas y no ha habido simplemente una elipsis y de pronto te plantabas a final de año, eso también está muy logrado, ha sabido transmitir el paso del tiempo y ha sido como vivir dos años en dos días y no voy a decir que sea algo raro de ver en otras novelas, pero si es algo difícil de plasmar. 

Es difícil ahondar más sin hacer spoilers, porque de verdad que hay libros que tienes que dejar que te sorprendan. Este es uno de ellos. No hablaré de personajes secundarios, tampoco de los que aparezcan a lo largo de la novela, porque tenéis que conocerlos. Con saber simplemente esto, es suficiente. Aunque alguna cosa no me haya acabado de gustar, está claro que la balanza se mueve al lado positivo (muy muy positivo), y que sin duda, lo recomiendo. No puedo decir mucho más. No sé, leedlo. Solo eso. 


14.5.20

EL BESO NÚMERO 8 DE COLLEEN AF VENABLE Y ELLEN T. CRENSHAW

No hay comentarios
Título: El Beso Número 8 | Autoras: Colleen AF Venable y Ellen T. Crenshaw | Editorial: La Cúpula | Precio: 19'90€

Después de Laura Dean me ha Vuelto a Dejar, tenía muchas ganas de leer El Beso Número 8. La única correlación que los une es la editorial que los publica en España, que trata de temas LGBT y que está dibujado y guionizado por mujeres, pero supongo que por esos puntos en común, tenía tantas ganas de leer este cómic justo después del otro. La cuestión es que no lo hice hasta ayer. Lo he tenido en el escritorio durante meses, mirándome y suplicándome que lo leyera y yo, mientras tanto, fingía que ahí no había nada. Hasta que bueno, me dio por ahí y jo, que pena no haberlo leído antes. Porque me quedé en vela leyéndolo hasta el final.

Mads, Cat, Laura. El trío protagonista de esta historia, pero a quien seguimos por todas las páginas es sin duda a Mads, Amanda como la llamaron sus padres. Las tres pasan por una etapa complicada, la de ser adolescentes y crecer, todo ese rollo... pero detrás de este aparentemente simple coming of age hay bastante más. Porque un día Mads descubre que su padre y mejor amigo le oculta un secreto que le incumbe a ella muy de cerca, y su negativa a hablar de ello hace que se distancien. Además, el núcleo de los personajes es profundamente religioso, las tres chicas acuden a un colegio religioso y sus familias son muy creyentes, lo cual también afecta a esta etapa y a ciertos problemas que van surgiendo según se desarrolla la historia.
Y es que Mads está loca por Cat, aunque no pueda decirlo en voz alta, y no sea capaz de admitirse a si misma que esos son sus sentimientos y que ese es el motivo por el que no ha vuelto a besar a un chico. Esto, sumado a que Adam, el hermano pequeño de Laura está constantemente intentando algo con ella, hace que su mundo sea bastante complejo. Un secreto, sentimientos que no sabe aceptar, una persona a la que no sabe como rechazar, un núcleo de amigas que más tarde o más temprano está destinado a desaparecer... la vida siendo la vida, vaya.

Si que es cierto que en principio puede parecer que El Beso Número 8 tarda en arrancar, recreándose mucho en el día a día de Mads, que es la verdadera protagonista de la historia. Pero esto es necesario para entender todo lo que llegará después y hacer que empaticemos con ella o por lo menos, la comprendamos bastante mejor que de no haber sido de esta manera. Una vez superado este pequeño bache, aunque no lo llamaría así, la historia arranca y su verdadera problemática también. Como he dicho, es una historia con un trasfondo LGBT que se mueve en una comunidad religiosa, lo que es muy interesante, ya que intenta alejarse de los tópicos sin rechazar la realidad y pintarnos un mundo ideal que rara vez existe. Sinceramente, hay tantos ríos  abiertos en esta historia que acaban desembocando en el mismo mar, que es complicado dar una visión completa de todos, pero lo cierto es que funciona extremadamente bien, incluso con su ritmo pausado es difícil querer dejar de leer.

Ver el crecimiento y la evolución de Mads, de como es necesario muchas veces poner distancia de por medio para poder ser una misma y todo lo que conlleva  convertirse en una persona adulta me ha recordado a mi propio periplo, y creo que todos podremos vernos reflejados de una manera u otra en estas páginas. Una historia cercana y muy real, con las típicas cosas demasiado raras para la vida real que a todos nos pasan y también las cosas aburridas.

Para mi, un acierto de principio a fin.

7.5.20

TODOS LOS PAJAROS DEL CIELO DE CHARLIE JANE ANDERS

No hay comentarios
Título: Todos los pájaros del cielo | Autora: Charlie Jane Anders | Editorial: Insólita Editorial | Precio: 22'95€



No se muy bien cómo ha terminado cruzándose esta historia en mi camino. Supongo que, al buscar en la página de la editorial Insólita otro de sus libros publicados (El largo viaje a un planeta iracundo de Becky Chambers, que ya tengo en mi poder y preveo leer próximamente), me encontré con la cubierta de Todos los Pájaros del Cielo, que es realmente bonita (cubierta diseñada por Will Staehle, que ha diseñado un montón de mis cubiertas favoritas de los últimos años), e intrigada por saber más, hice click en la ficha y la sinopsis me llamó la atención desde la primera frase.

Patricia es una bruja que puede hablar con los animales, y Laurence un friki de la tecnología, también conocidos como geeks, que ha sido capaz de construir una máquina del tiempo que le permite viajar dos segundos en el tiempo hacia delante (solo eso, nada más, y nunca hacia atrás, siempre hacia adelante) lo que le confiere un estatus en la comunidad científica desde bien pequeño y se granjea la entrada a una especie de club de ingenieros aeroespaciales que conoce un día que escapa de casa para ver el lanzamiento de un cohete. Se nos presenta a los dos protagonistas desde bien pequeños, alternando los capítulos, primero Patricia, luego Laurence. Una sucesión de hechos que hacen que entendamos qué es lo que ha sucedido a lo largo de su infancia para que, una vez en el instituto, sean como son y tengan esas inquietudes. Y un día Patricia y Laurence se conocen y empiezan a sobrevivir juntos. Ella le revela su secreto, y él le enseña uno de sus mayores proyectos. Pero también llega el día en el que sus caminos se separan, porque la vida es así y no siempre conservamos las amistades de la infancia, ni siquiera las mejores. Años después, en un futuro próximo en el que la Tierra se encuentra en un estado crítico, Laurence es un ingeniero que trata de encontrar la manera de salvar al 10% de la humanidad, ni más ni menos; mientras que Patricia es una camarera que ha terminado sus estudios en el colegio mágico Eltisley Maze y en secreto trabaja para paliar el dolor de los habitantes del planeta, algo que no le está permitido hacer. Ciencia y magia parecen condenados a no entenderse, pero parece que las cosas que unen a estos dos son mucho más de las que los separan. Aún así no será fácil llegar a esa conclusión y ponerse de acuerdo para llegar a un punto medio en ambas perspectivas, lo que hará la lectura muy dinámica y en ocasiones, frustrante.

Me ha encantado. Todos los Pájaros del Cielo es sin duda, uno de los libros más bonitos que he leído en mucho tiempo. ¿Quieres ciencia ficción, fantasía, realismo mágico, romance, toques de literatura juvenil con algo más adulto, un punto de cuento de hadas, todo junto, la mezcla perfecta en un cóctel listo para degustar? Es tu libro. Mentiría si dijera que no he tenido problemas con su lectura, pero de ello hablaré más adelante. En general, salvando los inconvenientes de los que hablaré ahora, es una de esas lecturas que te llaman como un canto de sirena y que no fallan, que resultan siendo un match casi perfecto, o así ha sido para mí.

Pero como he dicho, tiene partes malas, o más que malas, no tan buenas. Y es que la autora nos bombardea constantemente con un montón de datos y anécdotas que luego parecen no llegar a ninguna parte algo que en principio no tiene por qué ser malo en absoluto, pero tal y como se plantea en esta historia...lo es. Hay personajes que desearíamos conocer más y parece que así va a ser, teniendo un peso relevante en la historia, solo para que páginas después desaparezcan para no volver, siendo este el caso del gato de patricia, del que luego se escribió una novella para solventar este problema, y esto puede conducirnos a la frustración. También la relación entre Patricia y Laurence es extraña, demasiadas idas y venidas, pero no es eso lo que la hace rara, si no la forma de esas idas y venidas, porque puedo jurar que he visto relaciones así a lo largo de mi vida pero no con esas... situaciones. También hay que tener en cuenta en este caso que esta historia tiene ese punto de fábula o de cuento de hadas así que no desentona del todo ¿es algo realmente negativo, entonces? Yo que sé.

En general no tengo cosas negativas que decir, salvo lo arriba mencionado. Es una historia extraña, puede recordar a The Magicians por momentos (pero en plan bien), aunque no es tan truculenta y tampoco es que sepamos nada de la academia a la que Patricia asiste para aprender magia. Es la esencia, la manera de conocer a los personajes, su manera de hablar y de moverse... eso es lo que hace que me recuerde a esta historia. Pero a diferencia de The Magicians, que no me gustó, Todos los Pájaros del Cielo me ha cautivado. No puedo dejar de imaginarme The Magicians reescrito por Charlie Jane Anders... soñar es gratis, dicen.

5.5.20

CADA CORAZÓN UN UMBRAL DE SEANAN McGUIRE

2 comentarios
Título: Cada corazón, un umbral | Autora: Seanan McGuire  | Editorial: Runas | Precio: 15'30€

Cada Corazón, un Umbral es uno de esos libros que llevaba llamándome desde hacía meses. Lo busqué por todas partes e incluso aproveché un viaje a Barcelona para ver si lo encontraba en alguna librería de por allí. Podría haberlo encargado, es cierto, pero no hizo falta, porque cuando desistí de buscarlo fue cuando lo encontré, al fondo de la estantería de la sección de fantasía y ciencia ficción, sin buscar nada en particular, como si me estuviera diciendo "ahora si, ahora es el momento". Cada Corazón, un Umbral es, debéis creerme, un libro realmente especial, y aunque tenga algunos puntos débiles debidos a su condición de relato corto más que de novela, no deja de ser una excelente historia y un prólogo fascinante para lo que es una serie de libros (Saga de los Niños Perdidos) que gira en torno a un universo que Seanan McGuire ha creado a partir de este.

Nancy es la protagonista de esta historia. Llega con sus maletas, sola, resignada a empezar esa terapia a la que sus padres le han apuntado. Ella estuvo en los Salones de los Muertos, donde todo era en escala de grises, y donde tuvo que aprender a estar muy quieta para sobrevivir. Al regresar han pasado solo dos semanas, aunque allí, en ese otro mundo, fueron años, y ya no es la misma y la posibilidad de volver a serlo es nula.

Y con Nancy estamos en un internado muy especial, la Residencia para Niños Descarriados Eleanor West, del mismo nombre que su directora. Un internado donde las niñas (también hay niños, pero casi siempre son niñas) van a olvidarse de que un día, estuvieron en otro sitio, en su verdadero hogar, de que encontraron una puerta por casualidad que les llevó a él y que otro día tuvieron que volver. Bueno, exactamente no van a eso, pero así es como se vende la idea a los padres. Y es que estas niñas desaparecen y cuando vuelven juran haber estado en un mundo de fantasía, un mundo complicado, duro pero al que quieren regresar pues no conocen otro lugar en el que ser ellas mismas, y vuelven absolutamente cambiadas. Sus padres, sin creer que nada de esto pueda ser verdad, y queriendo ayudar a que sus hijas vuelvan a ser las que eran antes de su desaparición, recurren a este internado especializado en este tipo de situaciones. Pero allí simplemente las dejan ser, intentando que el estar lejos de sus verdaderos hogares no sea más duro de lo que ya es, y si alguna vez logran regresar, se alegrarán por ellas.

La escritura de McGuire fantástica, aunque diré que en cuanto a su construcción narrativa aquí puede que haya ciertos momentos de confusión. Cuando la trama principal comienza a encauzarse, todo se acelera y probablemente ahí pierde un poco de pie, porque es como si le faltara el puente de un punto a otro: estamos conociendo el internado, a Nancy, a los personajes y de pronto nos tiran un jarro de agua fría y nos lanzan de lleno en una recta final que no solo no nos vimos venir, si no que por momentos puede parecer fuera de lugar. Es interesante, está bien, pero es raro. No es solo un problema que pueda afectar a la trama, si no a esos personajes que estábamos conociendo y de pronto... ya no. Repito, es un relato corto perteneciente a una saga de relatos cortos, y cada uno de ellos trata acerca de alguno de estos personajes que hemos conocido aquí o que conoceremos en siguientes historias, pero sin saber eso, el final puede quedar extraño. Y aunque este párrafo me haya quedado largo de narices es la única pega que puedo ponerle.

Cada Corazón un Umbral está lejos de ser un suave y dulce cuento de hadas. Hay muerte, se habla de sexo de manera natural, de identidad de género, de acoso y de maltrato. Se habla de sexismo, todo en las dosis indicadas y adecuadas para que la lectura fluya salvaje sin que esto lo empañe. ¿Hay un motivo para que sean la mayoría de las desaparecidas niñas? Claro que lo hay, y cuando lo leáis, veréis que tiene todo el sentido del mundo.

El siguiente libro, Allí Abajo Entre Raíces y Huesos es aún mejor, y os aconsejo encarecidamente leerlo en cuanto terminéis el primero, pero no hace falta que yo os lo diga porque es algo que querréis hacer. Sin duda, he encontrado mi nueva saga favorita y no puedo esperar a leer los siguientes.


18.8.19

LAURA DEAN ME HA VUELTO A DEJAR DE MARIKO TAMAKI Y ROSEMARY VALERO-O'CONNELL

5 comentarios

Título: Laura Dean me ha vuelto a dejar | Autoras: Mariko Tamaki y Rosemary Valero-O'connell | Traducción: Natalia Mosquera | Editorial: La Cúpula | Precio: 29'50€

Vamos a ver, yo no tenía ni idea de qué trataba exactamente este cómic. La portada (¿habéis visto qué PRECIOSIDAD de portada?) y el nombre de Mariko Tamaki eran suficientes para mí. Pensaba, ingenua de mi, que trataba de una relación entre un chico y una chica (insertar risas aquí) que lo dejaban y volvían y no tenía mucho más. Porque el nombre de Freddy es muy ambiguo. Tan ambiguo que Freddy es, efectivamente, una chica, y Laura Dean es su novia. ¡LESBIANAS! ¡VA DE LESBIANAS! Bueno, no solo de eso, pero cuando pasé las primeras páginas y me di cuenta el "ohtiah" que solté se oyó al otro lado de la calle.

En fin, puedo relajarme ya y meterme en materia. El título parece dejar bastante claro que en este cómic hay un componente básico y es que Laura Dean, que es la novia de alguien, no para de dejar a
ese alguien. Pero además de eso (y de las lesbianas) aquí se habla de cosas muy importantes como por ejemplo, la edad de consentimiento, el aborto, la amistad, la toxicidad en relaciones, el dar demasiado cuando la otra persona no da nada... así dicho parece que no habla de nada en concreto, pero Laura Dean me ha vuelto a dejar es una historia maravillosa.

La historia tiene de protagonista a Freddy, una estudiante de diecisiete años que sale con Laura Dean, la chica más popular del instituto. Laura Dean desprende carisma y seguridad, puede tener lo que quiera y cuando quiera. Y a quien quiera. Y eso es un problema para Freddy, porque ella no deja de ser otra de esas cosas que se le antojan a Laura Dean y que no hace más que desechar cuando se cansa de ella. Freddy comenzará a escribir correos a Anna Vice, la consultora amorosa de su revista favorita buscando respuesta a la angustia que le levanta esa relación de ni contigo ni sin ti que tiene con Laura Dean; y también buscará apoyarse en Doodie, su mejor amiga, para poder olvidarse de esa chica que no parece tener las ideas muy claras, y junto a ella irá a una pitonisa que, en el centro donde la gente se reúne para jugar partidas de rol, lee el futuro y da consejos a las personas que acuden a ella con dudas de toda clase. Gracias a esto, tomado como vía de introspección, Freddy poco a poco empezará a ver lo que ya sabe de manera mucho más clara que nunca.

Más o menos, esta es la premisa de este cómic que, con solo rosas, grises y negros y un dibujo y una estética que enamoran, trata temas mucho más complejos de lo que pueda parecer por el cuquismo que inunda sus páginas. Han sido muchas las cosas que han convertido esta historia en una lectura de diez, y el apartado gráfico está entre ellas, por supuesto, pero prefiero centrarme en la historia, en sus personajes y en las cosas que nos cuentan (aunque en un cómic no debemos olvidar que la imagen es un medio narrativo más y que si este no acompaña, pueden salir autenticas cagadas).

Una de las cosas en las que se centra la historia es la manera en la que a veces nos aferramos a las cosas que nos hacen daño por no ser capaces de imaginarnos una vida sin ellas, el miedo al después de, un momento que generalmente, no se suele ver muy claro. Freddy tiene más o menos claro que no puede seguir así, volviendo una y otra vez como un perro donde Laura Dean y tratando a la única amiga que se preocupa de verdad por ella realmente mal. Doodie está ahí hasta que deja de estarlo porque tenemos que darnos cuenta de que las relaciones son bidireccionales y que no podemos esperar recibir y no dar en ningún momento, que en alguna ocasión nos necesitarán y que si no somos capaces de sacar la cabeza de nuestro propio culo para verlo, no merecemos tener a esa persona que se ha desvivido por nosotros a nuestro lado, por duro que suene.

Además, está el... ¿cuantas cosas puedes aceptar con tal de estar al lado de esa persona? Si esa persona quiere una relación abierta y tu no porque te haría daño ¿aceptarías simplemente para seguir con ella o lo dejarías? La experiencia y el sentido común me dicen que la mejor opción siempre es la segunda, pero también hablo desde la experiencia cuando digo que elegir la primera es lo más tentador cuando estás en una situación así. Es lo cómodo y a la vez, lo más duro, seguir sufriendo. Da miedo elegir la segunda opción, siempre da miedo, pero a la larga es lo mejor, y es lo que Freddy deberá aprender en estas páginas, que no puede estar eternamente detrás de alguien que no quiere lo mismo que ella y no solo eso, si no que no parece importarle lo más mínimo lo que ella tenga que decir al respecto. Está bien mostrar este tipo de relaciones, que siempre se pueden ir de un extremo a otro (de ser totalmente indeseables a ser sinónimo de relación sana y libre de cadenas y todo lo demás, censurable), así como ver esta clase de conflictos en relaciones lésbicas. ¿Quién no tiene una amiga o conocida hetero que ha dicho en alguna ocasión "ojalá ser lesbiana"? Se tiene la errónea concepción de que las relaciones lésbicas están libres de problemas cuando ¡sorpresa! Sin tener que irnos a extremos como la violencia intragénero (que existe), las lesbianas también tienen problemas de pareja, como todo el mundo.

En las páginas de este cómic también se habla de cosas como la diferencia de edad en las parejas, en la visión naíf de una adolescente que puede estar encoñada de un tío mayor que ella, en resaltar que en las relaciones entre menores de edad y adultos existe un factor de poder muy importante que hace al menor vulnerable y que puede dejar al susodicho totalmente vendido de la noche a la mañana y que muchas, muchísimas veces, es jugar con fuego. Todo esto sin ser aleccionador, sin tener la sensación de estar asistiendo a una clase de sexualidad del instituto o estar leyendo un hilo de twitter de esos que tanto abundan últimamente.

Laura Dean me ha vuelto a dejar es una lectura orgánica, cuyo apartado artístico acompaña muy bien el tono de la historia, que es duro pero no por ello deja de ser cuquisoftblanditouwu (acabo de crear un nuevo género pasa algo), que habla de relaciones humanas entre adolescentes de una manera real y actual. Perfecto para leer en el sofá un día lluvioso con un té bien caliente, soy incapaz de encontrarle algo malo y es una de las pocas historias a las que le he dado cinco estrellas en Goodreads este año, sin fisuras. Mi recomendación en este caso, creo que no puede estar más clara.
Design by Winter Studio © 2015.